Epicuro

"Haec, inquit, ego non multis, sed tibi; satis enim magnum alter alteri theatrum sumus."

Epicuro




diciembre 05, 2013

Digamos





Luis Fernando Gutiérrez-Cardona


Digamos que en el encuentro con uno mismo y con sus démones el amor no halla un nido. Porque todo amor es intrusivo y es posesivo. Porque ningún amor es generoso. Es más: la característica propia del amor es que sea egoico y destructivo. No hacer a nadie víctima de los egoísmos propios ya que serlo de los de alguien es doloroso y no hay ningún escape. Amar el amor que considera al otro humano, que no lo pretende como objeto ni como posesión, como objeto de vigilancia, de resentimientos, de iras, de venganzas y sobre todo del desamor que se siembra inmediatamente nace. 

De hecho se encuentra un amor a cada paso. Cuando se va por la calle se puede enamorarse diez veces cada cuadra. Nunca se cruzará una palabra, pero algo en ese ser, en su mirada, en su caminar, mirar o sonreír los comunica. A veces se voltea a mirar y otros ojos también están mirando. Dura un segundo exacto. Y ahí acaba. Generalmente acaba sin siquiera eso. Pero no hay problemas.



*


No hay comentarios.: