Epicuro

"Haec, inquit, ego non multis, sed tibi; satis enim magnum alter alteri theatrum sumus."

Epicuro




enero 10, 2014

Feria de Manizales




Luis Fernando Gutiérrez-Cardona




"Toda la feria es un río de júbilo y azucenas."

Una hora antes tienden lineas amarillas en los andenes de la única calle del pueblo y la gente acude.

El desfile empieza puntual, a las cinco.
Abre y pasa una banda de gris tocando en gris.
Pasa una camioneta de la policía con dos policías de papier maché que hacen venias grotescas.
Pasa un jamelgo cansino conducido por un cansino hombre disfrazado de paisa, con poncho y sombrero.
El jamelgo arrastra una plataforma, decorada con flores de plástico y un arco detrás cerrado con una especie de mantilla española de colores. Son las llamadas carretas del rocío.
Sobre la carreta, tras el caballo y el hombre, va la reina de Colombia. Una morena espigada, bonita sin deslumbrar. ¡Reina! ¡Reina! Le gritan del andén y ella sonríe mirando sin ver.
Una banda toca el pasodoble Feria de Manizales, y todos gritamos ¡Ole!
Pasa un carro con periodistas a bordo y a pie, baboseando micrófonos.
Pasa una comparsa de muchachos bailando bambucos.
Pasa una banda que toca bambucos.
Pasa otra carreta con la reina de la feria, de muslos rotundos.
Pasa una banda juvenil con banderas blancas y azules, zapatos de charol, movimientos acompasados y giros mitad y mitad.
Pasa un grupo de muchachos bailando currulaos.
Pasa la banda de los currulaos.
Pasa otra reina disfrazada de algo que no se sabe que es.
Pasa una comparsa de diablos.
Pasa una tuna.
Cae una gotera.
Pasa el carro de la cerveza, sin cerveza pero con música a todo taco.
Otra banda show un poco más loca que la primera.
Otra reina con su disfraz, su jamelgo y su conductor.

Otra banda show mas loca, otro caballito, otra reina, otro grupito de bailarines en secuencia previsible, hasta agotar las reinas.
Un yip que anda en sus ruedas traseras.
Caen dos goteras.
Aceleran el paso.

La gente saca los paraguas, los vendedores los plásticos. 
Cae un aguacero macondiano.
Pasa la ultima reina empapada, sin pañolón y con el maquillaje desleído. Pasan rucios y paisas enguachinados, ateridos.
Pasa el alcalde por el otro lado, mirando de lejos y sin dejarse ver.
Pasa el carro del aguardiente, frío.
Las bandas show se refugian, sus zapatos de cartón se derriten.
Pasan los antitaurinos dejando un olor a yerba quemada.
Pasa la empresa de aseo y sus escobas.
Pasan tres policías -de verdad- a caballo.
Pasa el desfile.Pasa la feria.
"Ya hicimos feria, mija, vamos a cambiarnos... ¡Qué belleza de desfile, ave maría... Es que Manizales si sabe hacer ferias, hombre!"

"Fiel surtidor de hidalguía" ¡Ole!
Un río si, por el agua. El júbilo más bien poco. Azucenas ni una.




No hay comentarios.: