Epicuro

"Haec, inquit, ego non multis, sed tibi; satis enim magnum alter alteri theatrum sumus."

Epicuro




septiembre 30, 2008

Noticias de la Parroquia: "Ay, tan divina".




Luis Fernando Gutiérrez-Cardona

Un legislador norteamericano inventó ayer una frase que será célebre: "Aprobar esta ley sería poner a la nación en la resbaladiza pendiente hacia el socialismo". O sea que todo eso de los bonos basura, las hipotecas, los préstamos con la sola garantía de valorización futura y la cédula y el extraño mundo de los resultados bancarios apoyados en contabilidad en linea ajustable con el golpe de una tecla, cuya tesis resulta superada por la realidad, termina en el imponderable político cuya consistencia durará lo que duren las implicaciones preelectorales. Todo reducido a pirámides. Pura teoría de flujo constante. Hasta el peluquero al que voy (porque aún voy a la peluquería) tiene una pirámide de 25 personas y cincuenta mil pesos semanales de la que retira, por administración, un millón mensuales. ¡Anímate y te inventas una con cincuenta... y me llevas en ella! 700.000 millones de dolorosos para empezar, que para eso hay plata -y pa'la guerra- pero no para ayudar al ser humano. Que de esto hay mucho, y se puede hacer más.

¿Será que tienen razón los amigos de la conspiración que sostienen que la llegada de un negro a la presidencia es solo con la intención de echarle la culpa a "esos negros hp" de lo que ya está cocinado?. En Marzo nadie se acordará de las mentiras de Mr. George W. pero todos dirán que es que los negros se tomaron la Casa Blanca. ¿Le cambiarán de color acaso?

La parroquia nunca está tranquila. Ahora resulta que al hermanito del ministro de gobierno, el menor de ellos y tan bien colocado como los demás, menor solo porque la flotilla de triciclos con placas oficiales se agotó después de 14 y paró ahí porque es mejor no tener más si no viene bien acomodado, con buen puesto asegurado, carro con chofer, gasolina y escoltas, resulta que a ese, no le alcanzaba el sueldo de $14 millones que le pagaban fraudulentamente porque su puesto no era el de director de fiscalias sino el de fiscal ante el tribunal superior, y lo mantenían allí encargado a punta de decretos ordenados -¿cómo no iba a ser así?- por su hermanito ministro, sino que garoso y angurrioso, tenía que andar recibiéndoles cuatrimotos a los paracos y platica y haciéndoles el favor de hacerlos sacar de la lista de los más buscados. Que horror.

¿Que horror?. Aquí no pasa nada. Al tipo le fulminan una detención que cumple cómodamente acostado en su bien soleada casa-finca, ventilada, fresca y de prados bien motilados en los altos de El Poblado. Maluco ¿no?. O mejor dicho, como decía Maturana: ¡es que maluco también es bueno! Pero hay que oír como se hablaba con su amigote el Sierra ¿has oido de las grabaciones hechas por los ingleses con esas antenas enormes que lo captan todo?. Son de este tipo, como si estuviéramos hablando una tarde de sábado después de ponernos mediecita: "¡quihubo marica!" "¡que mas guevón!" "ve, ya me dejaste la cuatrimoto" "pues claro hombre" "oíste y a eso se le echa gasolina o aceite" "no hijueputa, ¿pa'eso me llamás?, andá mejor saca al indio de la lista" "eso ya está hecho" "ve entonces dejá de llamarme ¿o es que estás enamorado de mi?"... "ve, (a un sobrino para irlo entrenando) revisá que papeles hay ahí ¿un certificado expedido por mi"? "aquí está" "desaparecelo" "¿lo quemo?" "si de una" "oiste envolveme el tote ese en plástico y guardalo bien"...

Mejor dicho.
..


Su hermano, el Ministro de los decretos de encargo ¿cómo va a perder el puesto, si para bien colocado es que nacimos?

Eso es nada: "Giorgio, te está llamando Ana Margarita. Quería darte las gracias por esa cartera tan divina, está espectacular, de mi entero gusto, está preciosa. Un beso bien grandote. Los botines de José Alfredo me parecieron divinos, espectaculares, una belleza, y a él también le encantaron. Un beso bien grande, chao”. Y las cuentas de minibar y de hoteles en Neiva, y los vinos de la Enoteca. "No le vaya a comprar el regalo a su señora, porque le mandé un anillo pero precioso, de un diamantico muy lindo". A lo que el Samper responde a la monita retrechera: "Ay, tan divina".

No pasa nada en nuestra parroquia. Se traen de la comodidad europea a una embajadora y para compensarle el sufrimiento de tener que regresar a su patria le ponen al marido en un buen puesto -al hijo ya lo tienen en otro- y un buen sueldo para que redondee la pensión jugosa que pagaremos los colombianos actuales y los hijos de sus hijos hasta dentro de tres generaciones. Y reparten cartas por miles para que declares renta y pagues impuestos, y te cobran por todo y te persiguen a toda hora por una multa de tránsito. Y te dejan sin agua y sin luz. Y es malo que hagas algo para que te paguen un salario, uno que lo sea, por estar de sol a sol cortando caña. Y un hombre que toca al pasar la nalga a una dependiente estará cinco años en La Picota.

Mientras tanto también uno de esos "niños con cara de ancianos y ojos de desgracia." se topa de frente con su padre y aparece tirado al borde de una camino.

¡Jueputa! ¡Si seremos bobos y otras cosas!

Si es que así somos...


No hay comentarios.: