Epicuro

"Haec, inquit, ego non multis, sed tibi; satis enim magnum alter alteri theatrum sumus."

Epicuro




mayo 24, 2017

Intimeces




Yo quiero
Tu querías


 
~


Me siento huérfano
-me siento no, 
estoy,
soy-


~
 

mayo 22, 2017

¿Quién?




Solía pedirle que abriera los ojos y deslizar, mirada contra mirada, labios contra labios, una pregunta: ¿quién te quiere? Tú, respondía. Y el cielo se abria en infinidad de colores y el corazòn dolia de felicidad. Y cerrábamos los ojos otra vez mientras nos ahogaba nuestro mismo aliento.
Solía ser asi.

*



mayo 19, 2017

Desolaciones





Luis Fernando Gutiérrez-Cardona


Entre el amor y yo
     todo el espacio
               abierto
              oscuro

*


Me duele
       encontrarme tan solo
con un corazón
                      tan vasto

*

Si me aproximo a tu oído
y digo "te amo"
¿qué?

*

mayo 18, 2017

Locura


Cásate: si por casualidad das con una buena mujer, serás feliz; si no,  te volverás filósofo; lo que siempre es útil para el hombre.
—Sócrates.

El hombre es el animal más cruel.
—Friedrich Nietzsche.


Un individuo, por pasión no por insanía, mata en mi pueblo a cuchilladas -frente a sus hijos- a su compañera y hiere a estos. Una chica, aquí en Manizales, contrata un individuo para que la mate de la peor manera posible. Ella paga todo. El trato se cumple pacíficamente.  ¿Qué es ser humanos?

lfg-c©

mayo 17, 2017

Luz



Hay dias en que es tanta la luminosidad, que se toca la luz. Que se la puede sentir que envuelve. Que aprieta. Y uno estaría plenamente dispuesto a apagarla. Para descansar de ella.

lfg-c©

mayo 16, 2017

La mesa del lado



Luis Fernando Gutiérrez-Cardona


¿Qué gracia tiene -dicen al lado- que estés para mí cuando estés? ¿Y si estoy para ti solo cuando estoy, qué gracia tiene? ¿Qué gracia tiene si un tiempo y otro no coinciden, si se rehuyen, si es un acto de fuerza o de poder, un demostrar quién manda? ¿Y si nos reconocemos caso fortuito, hecho aleatorio, eventualidad? Bajamos el corazón a la cabeza y lo dejamos así; un tema más que no puede tocarse.

§


Opciones


Luis Fernando Gutiérrez-Cardona

Entre las opciones de privacidad de una publicación en facebook, hay una: "solo yo". Es curiosa, es contradictoria, es absurda, pero es acertada dentro de este juego de espejos, este narcisismo puro de las redes. Más el miedo ambiente. Confieso que incurro en ella cada vez con más frecuencia, lo que me hace sentir no poco estúpido.

§

Noticias de la Parroquia



Luis Fernando Gutiérrez-Cardona

No se nada de la política local del lugar natal. Lo que sé -deduciendo- es que es pequeña, mezquina, pueblerina. Los habitantes son poquitos, veinticinco mil o algo más. Todos son conocidos, amigos, muchos son parientes ¿Por qué no pueden enfocarse en lo necesario, en lo útil, y hacerlo juntos, entre todos? ¿Qué objeto tiene pelearse si les importa lo mismo? Que quien ejerce el cargo de Alcalde ejerza el liderazgo, lo hace porque uno ha de ganar la elección, pero que la elección de siempre sea todos para el mismo lado. A ese nivel no hay inamovibles estratégicos ni filosofías políticas. Se trata de calidad de vida para todos y esa es igual en cualquier propuesta. Esto, o algo parecido, seria el mensaje a difundir, no el de la queja, el reclamo o el infundio que multiplica el rumor y lo potencia.

§

mayo 15, 2017

La mesa del lado





Los recuerdos se deslizan con el dedo a un lado de la pantalla y desaparecen. Duele hacerlo. ¿Desea borrar esto definitivamente? La mano se contiene.

*


Su casa está al sur de la mía, pasando una torre; bajando un poco se gira a la derecha y luego a la izquierda. La ruta lleva al corazón.


*





mayo 14, 2017

Madre


Luis Fernando Gutiérrez-Cardona


Cuando mi madre pasó había cumplido ochenta años. Había tenido una niñez feliz de padres y hermanos afectuosos, había vivido en el campo, cultivado flores y café entre una multitud de primos suyos. Sabía nadar, montaba a caballo. Se había casado a los 18 con alguien llegado de muy lejos. Había tenido al menos diez hijos. Había perdido el primero y alguno más en medio. Los había criado a todos, dirigía la casa desde la madrugada y se acostaba de última, encendía el fogón, volteaba las arepas, nos enviaba a todos al colegio bien vestidos, mantenía la casa en orden, las ropas limpias, las camas tendidas, la economía a flote sin sobrantes ni faltantes, los cuellos y los puños de las camisas de mi padre almidonados. Con ella había tragos, algo y merienda. Cosía nuestra ropa y también cosía ajeno. Iba a la iglesia, apoyaba obras sociales aunque hacer la suya era suficiente. Cantaba, reía, enseñaba, disciplinaba. Encoraba el rosario, supervisaba las gallinas, cuidaba al perro. Inquieta. Curiosa. Bonita. Vivaz. Inteligente. Generosa. Paciente la más de las veces. Acabada la tarea, o para acabarla, se puso a trabajar hasta retirarse con su jubilación y sus honores. Quería vivir hasta morir. Se dio sus vueltas por el mundo y cuando Dios le avisó, le dijo que esperara un poco “que yo no quiero irme todavía”. Mi madre sigue ahí, corazón nuestro. Sustancia que nos une y aglutina, presencia vital. Ausencia que no falta.

§
 

mayo 12, 2017

Pasado










Luis Fernando Gutiérrez-Cardona​







El tsunami borra

Las huellas de su paso

Azul, azul el alma.


*



"Adiós , dijo,

Si llego a verte no me acuerdo"

El corazón le respondió, silente:

jamás verá lo que en él vive.



*



Me vengaré de ti amor

queriéndote más sin que lo sepas

Ese tesoro será tan solo mio.




*

mayo 10, 2017

Pasar





Puede ser que hoy pase. No se espera que pase, pero puede pasar pues estaré cerca del paso. Si paso (si pasa) daré paso. Aunque no se necesita, se cuenta con mi respaldo. Tengo pagado el peaje. Veré la separadora con confianza. Es un regreso. No espero verme con nadie ni con nada más allá, puesto que de la nada se viene y a la nada se va. Mis hermanos se juntarán en una casa, pedirán comida, sacarán guitarras, llamarán músicos, se tomarán algunos tragos y la pecera acabará riéndose de los chistes malos de siempre sin hacer demasiadas concesiones a la nostalgia. Mi hermana mayor ya me echó la bendición por todos. De este cansado lobo estepario quedarán, para algunos, sus abrazos desde el corazón. Que las cenizas residuo de esta masa se esparzan en la raíz de un árbol caminero, o en el camino mismo para que el viento u otros pies las lleven, arrastren o eleven. No importa. Fracasé en el dar. Fracasé en el recibir.  Se suele decir que nada se lleva. Y nada se deja.

lfg-c©


mayo 09, 2017

...




Cuando alcanza
un solo beso alcanza.
Vientos de invierno.

lfg-c©

mayo 07, 2017

¿Qué hay?



Luis Fernando Gutiérrez-Cardona


¿Cómo se ve la vieja Europa? Siempre quise recorrer los campos de Escocia en primavera... Tal vez porque siempre me atrajo la luz que tan al norte incide diferente, más oblicua, más suave. Así se ve en las películas. Me imaginé en Islandia caminando con botas, un cayado y un perro. Nada de eso es ya posible.

Quiero llegar a otra meta y hacerlo pronto.

Por lo demás el planeta gira a la velocidad constante de un día cada día.

Agarrarse a la felicidad es necesario al identificar aquellas cosas que la hacen posible para sí mismo -la bendita no es igual para todos. Correr descalzo por los céspedes, caminar sin preocupación bajo la lluvia (lo hice el viernes) y llorar; tomarse un café y luego el otro, el de quién nos acompaña o sea también uno. Pensar en el amor, soñarse acariciado y acariciante, sorber los olores y sabores de una piel, con penetrarse en ella, con versar, conversar, hacer de dos sudores uno, amarse al paso sin llegar a tocarse, con el tango sentir que es un soplo la vida y con el bolero preguntarse cuál fue ese sin ti con quien no podré vivir jamás. Por lo demás el relumbrón, noticias que no lo son, opiniones que no importan, los insultos entre los innombrables que ya no son dos sino una corte de los ángeles celestiales que los acompañan, las ratoneras omnipresentes, ministeriales, los que halagan, y los que elevan. Robos y mentiras. Ah... y el invento maravilloso de la pos verdad. Hace tiempo había descubierto en una charla porque me surgió del momento al ser sorprendido en una, que la mentira era una verdad en proceso. A
sí están las cosas ya que lo preguntas. Y así estarán.




mayo 06, 2017

Monos




Luis Fernando Gutiérrez-Cardona


Habla para que yo pueda conocerte.
—Sócrates



Dije que cada vez es menos lo que quiero decir no porque no tenga que decir, sino porque hay menos a quien decirlo. Más en cantidad, en realidad, pero sin ganas ni habilidad para el diálogo. Dijo extrañarlo. Respondió con un desabrido y cansino mensaje de opaca nostalgia y un ojalá distante por los tiempos pasados. No debí sacarle de su mutismo. No por lo que pudo molestarle, como por lo que me molestó a mi.

El tiempo se acorta. La contribución del género humano a la humanidad se reduce a su papel de consumidor. "Pensar por si mismo", ese paradógico reclamo, ya ni siquiera alcanza el grado de propuesta: todo viene hecho. Los datos que toman de cada uno, porque no es un suministro sino una apropiación habilidosa, hacen que todo venga resuelto. Hasta el desarrollo aún en ciernes pero en plena ejecución de la post verdad como aporte último. Sócrates bebería gustoso la cicuta.

En lo más elevado del conocimiento humano, somos menos que monos pues estos al menos vivían libres en los árboles.




©

mayo 04, 2017

Regreso


 Luis Fernando Gutiérrez-Cardona


Verse
caballero de triste figura
alejándose,
sin Sancho y sin Dulcinea
sin rucio y sin rocinante
integrándose
en una niebla negra de sin razones
depreciado
despreciado



©




mayo 03, 2017

Rothko Chapel






Me han dado el poder estar sentado aquí mirando -viendo- estos cuadros. No son fáciles: lo dicen todo sin querer decirlo. Hay que darles tiempo, dejarse poseer, abrir la mente. Quizás eso me aproxima a ellos. Cada vez es más lo que hay que decirse y menos lo que hay que decir. Queremos ser partes, pero partes aisladas. No escuchamos, refutamos. Se tienen miles de amigos que son inventario en la red y no se habla con ninguno. Si peleo con estas ocho enormes pinturas, ellas me echarán de su entorno: son solo ocho paredes negras. Pero si las dejo me mostrarán lo que yo quiera ver.




mayo 01, 2017

Burka





 Luis Fernando Gutiérrez-Cardona


¿Cuándo deja de ser normal para convertirse en acoso? En este mundo vigilado, hiperregulado e hiperreflexivo ¿a los cuántos intentos de establecer una conversación se pasa el límite? El otro día vi un cartel en el metro de NY que decía: "Prohibido sonreír a los extraños". Y en otra ciudad de USA me advirtieron que allí una persona podría acusarme por delito de acoso sexual por el solo hecho de mirarla. Rechazamos el traje islamico mientras desarrollamos uno.

Pienso en cuánto tiempo ha pasado sin el acto antes frecuentísimo de ser presentado a otros con quien se intercambiaba nombres y un apretón de manos seguido de la frase ritual. O precedido de un ¿ustedes se conocen? que a sabiendas se respondía con un no incierto.

Un burka es poca cosa.