Epicuro

"Haec, inquit, ego non multis, sed tibi; satis enim magnum alter alteri theatrum sumus."

Epicuro




enero 22, 2018

Fabiola



Querida Fabiola.

Repitámoslo. "La familia es la célula fundamental de la sociedad. Lo esencial es que los hijos se abran realmente, que desarrollen sus cualidades humanas fundamentales, que su conducta sea noble, que tengan fuerza de espíritu para ayudarse mutuamente, que les preocupe lo que los rodea, y que sean un ejemplo para los demás.
Cuando los hijos realizan eso que infunden los padre, ellos son capaces de formar a la generación siguiente, y esta a la siguiente..."

A lo largo de los años en tu papel de mujer, esposa, madre, abuela, como eje y como rueda de la tribu, nos has llevado de la mano con generosidad, sabiduría y determinación. Resultamos atravesados en tu vida por la sola razón de coincidir y es un regalo de los dioses.
Compañera, amiga, consejera, soporte, cómplice firme, valiente y valiosa.

Todos te dedicamos con admiración y con gratitud esta novena que dejaste nacer y crecer.

Te agradecemos el aporte de vida que nos has dado siempre.

Te pedimos que, tras este momento de silencio, enciendas esta lucecita. Representa los que no están y los que estamos como has prendido tantas sin perder la tuya propia.

©lfg-c

enero 20, 2018

Miradas





Atardece temprano. Es el invierno. Nos detenemos frente a la playa. Su belleza es un poco agresiva para quien viene del trópico. Como ser de la montaña, siempre quiero ver el mar. Me bajo de la van. Pocos me siguen. A unos pasos un hombre toca el acordeón acompañado de una mujer y con hermosas voces dirigidas al océano expresan sus canciones en ruso. Un hombre más está cerca de ellos. Es 31 de diciembre, creo, y sobre el frio hay un sol brillante. De ponto acometen una tonada festiva conocida por mí y tomo a un compañero cruzando los codos, de sorpresa, para dar algunos giros recordando cómo se bailaba o como la vi bailar alguna vez. Me fascina el ritual de la pareja al parecer tan lejos de su tierra. Nos retiramos con sonrisas de lado y lado. Ella nos envia un beso con su mano. Un poco avergonzado tomo mi puesto en la fila de atrás y vuelvo a ser el que no soy que soy. Y a ser quien no soy que soy. El nacido vuelto a nacer fuera de tiempo.

©lfg-c 

enero 19, 2018

La mesa del lado






Escucho decir en la mesa del lado:

"Tengo, en este momento, completamente alerta mis sentidos. Hoy escuché de palabra lo que antes infería. Hace poco me prohibieron decir algo que todos dicen cada instante. No puedo decir "tengo hambre" sin que alguien se moleste. Quisiera derramar una lágrima e irme en ella. Irme sin lugar a olvido.  Vagar por la nada con mis pensamientos. 


Si pudiese ser algo seria nube para ser agua y viento..."

©lfg-c
 

enero 18, 2018

Vejeces





Alguien que no veía hace años de pronto se me acerca y su primera pregunta es: ¿por qué aun trabajas? Le respondo con algo de temperamento: "¿por qué no habría de hacerlo? A mí me gusta trabajar. Dejarlo no es algo que tenga como meta o como logro. No me veo caminando las calles, sentado en algún café o en la banca de algún parque leyendo los avisos clasificados. Llegará el momento, pero será tan involuntario como sea posible. Y espero que el barbado tenga la gentileza de recibirme, para bien o para mal, antes que ello tenga que ocurrir".

Mi respuesta lo sorprende un poco, pero intenta insistir por diferentes vías con igual resultado. La conversación entra por tanto en crisis y se resuelve con una despedida rápida y una promesa de volverse a ver, difícil de cumplir. La vida, le concluí, se encarga de retirarlo a uno y de ello soy consciente. El conocimiento evoluciona a velocidades alucinantes. Si bien siempre todo ha sido de la naturaleza de cambiar, hoy cambia aun contra la naturaleza, y la posibilidad de persistir está asociada a la capacidad de adaptarse y actualizarse. No es fácil. Claudicaré, obviamente, pero envejecer es, en efecto, envejecer. Es sucesivo y pasa cuando ocurre. Con más velocidad en estos tiempos.

lfg-c§

enero 17, 2018

San Patricio



Procuro hacer de cada momento uno interesante. Aunque me cuido de verbalizar demasiado, ello es asi. Después de visitar el SFMoma recorrimos el jardín de Yerbabuena y siguiendo los viejos consejos de mi padre le pedí a mis amigos que entráramos a la Iglesia que se veía abierta al frente. Muchísimo más impresionante por dentro que por fuera la Iglesia de San Patricio es hermosa. La miramos, cómo no, con ojos de turistas. Pero surgió el cristianismo genético y el ambiente me capturó. Al salir sugerí que encendiéramos una vela. Preguntamos por el valor y todos quisimos pagarlo pero dije que mejor lo hiciéramos entre todos para sentirlo como una común unión. Así lo hicimos. Al fondo, en un hermoso marco dorado, una Virgen del Perpetuo Socorro me recordó a mi madre. Y me hizo ir al lugar nativo en cuyas casas, en todas, uno igual colgaba en un lugar importante.

§

Caídas




El puente se le cayó a Luis Carlos Sarmiento Angulo, pero los medios lo ocultan porque él es el dueño de los medios. Es el dueño de la carretera que construye a base de subcontratos subastados a la baja. Es es el dueño de la banca. Es dueño de todo.

Un ingeniero en la W dice que la obra quebró a uno y lo adjudicaron a otro que ofreció hacerla por el 35% menos que una empresa española. Del cuero salen las correas. De los bajos salarios, de las bajas especificaciones o de los malos materiales.

El amo era el socio principal de Odebrecht en Colombia. El Gerente de su filial está preso. A él no le pasa nada. Todos callan. Es el dueño. No pasará nada: le aumentaran el tiempo de la concesión, subirán los peajes, le darán más plata. Acabará ganando.

§

enero 16, 2018

Años



Ayer conversando sobre politica y religión que no son temas vedados ni tienen por qué serlo mientras no haya fanatismo- hice uno de esos descubrimientos tontos: Cuando se tiene 60 años, se ha vivido sesenta años. Pero cuando se tiene 20, se han vivido veinte. Lo malo y lo bueno, o lo bueno y lo malo,  es que estamos hechos, unos y otros, de eso que se ha vivido.

Cuando un sobrino me habla de política, por ejemplo, le pregunto su edad. "Veinte", me dice. Bueno, le replico, llevamos 8 años del innombrable 1 y 8 del innombrable 2. O sea que has vivido solo 4 años (y esos primeros 4 no son vida sino sobrevivencia inconsciente) por fuera de ese ciclo. ¿Sabes a quien mataron en Bogotà el 18 de Agosto de 1989? ¿Sabes qué paso en el Palacio de Justicia el 6 de Noviembre de 1985? ¿Sabes que un narcotraficante voló un avión lleno de gente y puso bombas donde quiso? ¿Que Medellín fue territorio de sicarios? ¿Sabes que el narcotráfico nombro un presidente y que otro le entregó un espacio mayor que muchas naciones a los secuestradores? Te puedo mencionar cientos de hechos más no con el ánimo de que cambies de criterio, sino con el de informarlo.

Lo que pasa es que los viejos lo somos porque hemos vivido mucho... No cuestiono las posturas, admito que hoy es hoy y que pa'lante es pa'llá.

§

enero 15, 2018

Seismo



Como a las tres de la mañana tembló. Lo suficientemente fuerte para alertar, lo suficientemente suave para apenas si ser mencionado en las noticias. Hubo ruido de estructuras y fue una sacudida vertical.

No sé por quė tendría que temer a un temblor. Es algo irresistible, posible, inevitable y no distingue. Temor hay que tener a los seres humanos con su capacidad de dañar, cruel y selectiva.

Cuando saltaron anoté, ácido: "ya viene el grande". No pareció gracioso.


§

"Ciudades del Silencio".





Por espacio de lo que parecen varias millas se ve por la ventanilla un cementerio de víctimas de una o muchas guerras en que este país se ha sumergido.

¿Son tumbas de verdad? Pregunta alguien a mi lado. Respondo que deben serlo pues en cada lápida se advierte un nombre, pero que son muertos que vivieron por el acto de alguien y que continuaron viviendo, por lo menos un tiempo, en el corazón de alguien, que ya también murió, o lo olvidó, o lo dejó ir.

Escenarios que sirven al poder, lo peor es que esos hombres jóvenes que están allí como en un parque, no supieron en su mayoría por qué fueron a la guerra más allá del mensaje y el llamado al patriotismo. Morir por la patria es absurdo. Vivir por ella, por la nación, es otra cosa.

Así como vivir del estado, medrando en él, ejerciendo el poder en beneficio propio, ocasiona los miles de tumbas que llenan esos campos. No sé si algún general murió en batalla, supongo que no: son muy cobardes. Después de leer, por ejemplo, me quedó la sensación de que McArthur, cuyo nombre lleva un tunel, no fue más que un cobarde.

§