Epicuro

"Haec, inquit, ego non multis, sed tibi; satis enim magnum alter alteri theatrum sumus."

Epicuro




noviembre 04, 2008

Psique





Luis Fernando Gutiérrez-Cardona



"La vida, deseo de crecer y superarse, partos que pueblan las necrópolis, vana fecundidad."


Deseos... partos que pueblan las necrópolis. Extraño.

"Psique se casó con el desconocido. Lo acaricia pero no ha visto su rostro. El cuerpo del que reposa a su lado cada noche, en la oscuridad, adopta la forma de su más bello sueño.
El amor, esa miel de las tinieblas. El palacio de Psique es menos amplio de lo que pensaba; basta con un suspiro para que todo se derrumbe. Muros y techos, a los que ya no sostiene la presión de un fervor. Se ha dicho que Psique tenía las alas de una mariposa, pero su alma es la de una abeja. Esta obrera reconstruirá su palacio alvéolo tras alvéolo. Se acostumbrará, incluso, a amar al Amor. "


—(Me gustas. Todo el tiempo me gustas.)

—Psique... la personificación del alma.

—(Me gustas con tus palabras. Las que hacen que las mías se escondan. Las que hacen que mis ojos hablen con gotas de agua salada).

—Psique... que no resiste la tentación de abrir el cofre y queriendo encontrar el poder encuentra el sueño eterno.

—Psique. Interesante y hermoso mito: Eros enviado a tocarla con una flecha oxidada que la hará enamorarse del más feo, termina enamorándose de ella y tirando la flecha al mar.

—Hermosa mitología que hace que todo aún valga la pena...

—Cuando el hombre por fin sea perfectamente pato en vez de humano y no haya más que quackidos, y desaparezcan el mito y la locura y la utopía y los sueños y los imposibles. Cuando desaparezcan del todo los lagos azules, los arboles de hojas amarillas, los bosques encantados... cuando perdamos por completo la capacidad de andar con los pies desnudos ¿qué quedará al hombre? Quedará el hombre pero ¿qué quedará del hombre?

—Cuando con una pasta que me hagan tomar, no quiera más soñar las plantas de tus pies recorridas por mis labios, y como ellos cada milímetro de tu cuerpo ¿qué quedará al hombre? El lago de los patos. ¡Cuack!, ¡Cuack! ¡Cuack!

—Psique, que se encuentra con el sueño eterno, es despertada otra vez por Eros. ¿No suena eso fantástico? ¿No sigue siendo así, tú, que pueblas de sueños este bosque?

—Psique. El alma. ¿A quién le importa el alma si de lo que se trata es del cuerpo? ¿Si una cosa envuelve la otra y son por tanto una?

—¿Por qué tu y yo no uno?




*



No hay comentarios.: