Epicuro

"Haec, inquit, ego non multis, sed tibi; satis enim magnum alter alteri theatrum sumus."

Epicuro




mayo 30, 2010

Sólo porque conste.







Luis Fernando Gutiérrez-Cardona


Todo conspiró contra nosotros. Asqueantes asesores nacionales y extranjeros. Las fuerzas del poder. Las maquinarias.

Todo lo que teníamos era un candidato que da clases en Harvard. Un candidato a quienes respetan los mayores pensadores de las principales universidades del mundo. A quien muchos no entienden porque el no parece raro: ES raro.

Fuimos el enemigo a vencer cuando hace cinco semanas nadie daba un centavo por los verdes.

El discurso era la decencia, el no se vale todo, la legalidad. El respeto por la vida y dineros públicos dineros sagrados. ¡Qué propuesta más extraña! ¡Qué extravagancia!

Hicieron contra Mockus todo: le aplicaron el todo se vale que él rechaza. Nefastos personajes, expertos rumorólogos ilegalmente contratatados, el hiperilustre señor presidente también, lo satanizaron o lo ridiculizaron. Y menospreciaron a quienes lo seguimos: "jóvenes", "moda", "ilusos". Algunos se creyeron la mentira mil veces repetida. Muchos se bajaran antes de tiempo para no caer en el estigma.

Todo lo que queremos es un país mejor. Donde los de arriba den ejemplo y los de abajo con ellos nos hagamos mejores en todos los sentidos. Donde los de arriba saquen lo mejor de sus conocimientos y sus seres y hagan que todos hagamos lo mismo. No lo conseguimos. Pudo la mascarara. Los otros nos doblaron.

Siento el orgullo de haber hecho parte de los tres millones que a pesar de todo, nos dejamos insultar con la palabra "idealistas".

Mi generación y las anteriores, que vieron la violencia política, yrobarse las elecciones aquellas de las que nació el M-19, que vió surgir y dejar crecer la narcocultura, que vió arder el Palacio de Justicia, tumbar un avión de un bombazo, volar seres humanos a la salida de una plaza de toros, arrasar una avenida bogotana con una tonelada de dinamita, que asistió al entierro de Galán, al asesinato de Alvaro Gómez por el estado, a la elección de un presidente por los narcotraficantes; mi generación y las anteriores que hemos mirado con sensibilidad los tiempos que nos tocó vivir y alimentamos el idealismo de creer que no siempre tiene que ser lo mismo, damos por descontado que ésta fue la última oportunidad. La anterior, Galán, fué hace 20 años. Se requerirán otros 20 para que pase de nuevo, y para ese tiempo -espero que en realidad mucho, pero muchisisimo antes- soportaré, que ni siquiera alimento seré, telarañas en algún rincón olvidado. Ojalá algún dios benevolente permita a las generaciones posteriores a esta mia, encontrar un país que brinde oportunidades a todos, justicia a todos, legalidad a todos .

No volveré a comprometer mis emociones en algo así.

Va uno entendiendo el porqué del silencio de los viejos.


*

No hay comentarios.: