Epicuro

"Haec, inquit, ego non multis, sed tibi; satis enim magnum alter alteri theatrum sumus."

Epicuro




octubre 05, 2012

Facebook mil millones


Luis Fernando Gutiérrez-Cardona

Para la libertad sangro, lucho, pervivo.
(Miguel Hernández)



Dicen que facebook llegó a mil millones de usuarios.

¿Qué se es en medio de tal cantidad de gente? ¿Qué aportamos? ¿Qué nos aportan? ¿Nos hace más humanos o menos? ¿Nos acerca? ¿Nos aleja? ¿Nos iguala? Es claro que nos clasifica.

Me asusta esto. En medio de mil millones esa cosa puede enviarme un mensaje, casi íntimo, en donde se refiere a algo especificamente personal. ¿Cómo pueden? ¿Hasta dónde llegarán con el algoritmo? ¿Qué harán con él? ¿Al servicio de qué causa manipularán nuestras mentes? ¿A quién sirve, además de a su propia capitalización absurda?

Es diferente. El mundo se componía de un primer circulo pequeñísimo de relacionados por razón de familia, amistad o trabajo. El gran hermano era una novela. Quien más sabía de la gente era el cura y aunque compartiera su información con la policía, se creía en el secreto de la confesión. No se formaba parte de bases de datos tecnificadas en que cualquier cosa que se haga se registra y se utiliza mediante cookies que luego dictan lo que recibimos o dirigen el mercado hacia nosotros conforme a lo que determinan son nuestros intereses. Que comercializan los datos que extraen de lo que ponemos, de lo que leemos o visitamos para ayudar a las técnicas de segmentación comerciales, personales, religiosas y polìticas. Las preguntas que hacen para la inscripción gratis parecen inocentes pero no lo son. Somos localizables con solo que encendamos cualquier aparato de los cuales portamos al menos uno en el bolsillo. 

En cuestión de meses, unos años cuanto más, tendremos insertado en el cuerpo el chip que bajo la disculpa de registrar la historia clínica, servirá para saber lo demás que haga falta a ciertos poderes de hecho. Desde nuestra última gripa hasta nuestro último voto. Para recoger información y transmitirla. 

En cuestión de meses el acceso a los computadores -a todos- será mediante la huella digital o la identificación por iris. ¿Dónde irán a parar esas huellas? ¿Qué puede impedir que sea clonada y sembrada en una bomba, un arma, un documento para inculpar por sus consecuencias a un inocente, a un contrario, a un opositor o a alguien que simplemente piense diferente?

Más dramático aún, esto -facebook- es nuestro espejo, escape único, única vía de comunicación no con los demás sino consigo mismo. Mil millones que tienen como herramienta única de expresión la de poner un "me gusta" que limita y ata, como si las cosas fueran blancas o negras o inexistentes, porque si se usan otras formas de expresión llega una notificaciòn que dice: alto ahí, usted está actuando anormalmente, usted está queriendo conocer gente que no conoce, usted está diciendo demasiadas cosas, usted está corriendo el peligro de que lo expulsemos sin más del lago de los patos.... Quac! Quac! Quac! Graznar es lo que se permite hacer y es lo que se hace.


§


No hay comentarios.: