Epicuro

"Haec, inquit, ego non multis, sed tibi; satis enim magnum alter alteri theatrum sumus."

Epicuro




mayo 18, 2013

Los Malos

 
Luis Fernando Gutiérrez-Cardona


En Colombia hemos pasado por todas. Los analistas, generalmente interesados, concluyen que la culpa es de todos. La culpa del narcotràfico es de todos. La corrupción culpa de todos. La guerrilla es culpa de todos. Los paramilitares son culpa de todos. Pienso que no es asi: que Pablo Escobar era intrinsecamente malo. Que los que entraron matando al Palacio de Justicia y luego le echaron candela, sabían lo que hacían y lo hacían por malos. Que el que secuestra y amarra de los árboles con cadenas a mujeres y hombres de cualquier edad y condición, es químicamente malo él. Que el que en nombre de una pretendida revolución, fusila porque eso es lo que hacen las revoluciones, es criminal. Que los ciudadanos no tenemos la culpa de que la guerrilla secuestre, mate, ponga minas, lance cilindros contra escuelas y reclute, desapareciéndolos, menores. Que si el narcotráfico vuela un avion lleno de pasajeros, o pone bombas en las calles de las ciudades, no es culpa de todos sino de quienes tienen una mente perversa capaz de hacerlo. 

Los malos son personas: tienen nombre propio. Se muestran. Pienso que la sociedad en su conjunto no tiene la culpa de que unos que se organizaron para defenderse, terminaran aprovechando esa organización para apoderarse de tierras y conseguir poder político o que sujetos de un ejército decidan hacer pasar inocentes por culpables para matarlos y exhibirlos. No creo que el tal Videla sea una marioneta del imperialismo yanqui no... Ni el gerente inocente de una empresa. Todos eran buenos, solo que obedecían a Hitler. No. Son individuos malos que persisten en su maldad y hasta la muerte se sostienen en sus actitudes, guardan sus secretos y sostienen su razón. Ese, Videla, por ejemplo, hasta último momento dijo que la culpa de los niños desaparecidos era de sus madres por haber engendrado subversivos. Pocos dias antes de morir aún decía: toda la responsabilidad es mía.  Si lo dice ¿porqué no creerle?

Ni siquiera del miedo puede acusarse a la sociedad en su conjunto. ¿Quién no tiene miedo de que parqueen un tanque frente a su casa o de que se lleven a su pareja o su hija como se llevaron la del vecino? Asi es. Asi ha sido. Así seguirá siendo. Mate cien y asuste un millón, predicaba Mao. 

No es menos malo el que se atornilla al poder poniendo la ley a su servicio, torciendo la Constitución para eternizarse en presidencias que se vuelven espurias: igual aquí, que en Venezuela, que en Bolivia, en Ecuador o en Argentina. El poder corrompe y el poder absoluto corrompe absolutamente dijo Bolívar. Lo antidemocrático no lo hace democrático que sea santificado por la votación de la mayoria.

Pero cuando arropan a los malos con las cobijas de todos, o con las cobijas del sistema, o con un propósito general, se les está exculpando. Pobrecito: es que aprendió en la Escuelas de las Américas, es que lo envolvieron en el Plan Cóndor. Es culpa de Herr Kissinger. Es que el Papa no hizo nada y hasta le daba la comunión. No. El malo se metió en ello por malo y porque algo muy grande sacaba para él.  




§






No hay comentarios.: