Epicuro

"Haec, inquit, ego non multis, sed tibi; satis enim magnum alter alteri theatrum sumus."

Epicuro




junio 12, 2013

Pequeño diálogo nocturno.



Esta semana quedó en firme una nueva sentencia sobre los derechos económicos de las parejas gay. Según la Corte Constitucional, en caso de que una de las partes fallezca, el sobreviviente tiene derecho a heredar si comprueba que durante dos años compartió lecho, techo y mesa.


Lo que ha llamado la atención es que la sentencia es un triunfo para John Alexánder Alfonso, quien reclamó ese derecho por haber sido pareja del fallecido Édgar Ernesto Hernández, quien anteriormente lo había sido de Santiago Medina, el tesorero del proceso 8.000. 


Revista Semana

Ojo: lecho, techo y mesa.


Adrián Gil: Es que es como manda la Santa Madre Iglesia Católica, consumación, hogar y sacramentos (lecho, techo y mesa).

Luis: ¿Y la Santa Madre Iglesia Católica manda que en el lecho haya sexo? 

Adrián: Única y exclusivamente si dos varones yacen para concebir un tercero, así si se puede según entendí yo.

Luis: Si, porque el objeto de la relación es la procreación. De otra manera es pecado.  Y si no logran concebirlo, ¿se pierde la herencia?

Adrián: Pues para responder a ello tendría que consultar mi libro de linaje y lineas de sucesión. Desde ya te anticipo que si es hembra, la ley sálica evita que se pierda la herencia y más si el obispo es el padrino. De los varones, de esos te cuento después. 

Luis: Si aplican las reglas de la sucesión, el cónyuge o compañero supérstite accederá o bien a sus gananciales, o bien a la porción conyugal en asocio de los demás herederos que disputarán, nunca mejor dicho, cada peso que quede... Los demás herederos exigirán pruebas del lecho y lo que allí se hace, o sea del hecho, según se explica anteriormente.  Es decir que hay que tener pruebas. Fotos a la lata.

Adrián:  Esas pruebas irrefutablemente deben ser observadas por el veedor de la corte, este mismo las enseñará publica y abiertamente a todos al día siguiente... No todos corren con la suerte de Catalina de Médicis, a quien el mismo Papa de Roma, Clemente VII tuvo la fortuna de exponer en actividad ante la corte del Louvre. Por ello es recomendable que el consumado mismo con rimbombancia exponga la evidencia ante la rosa de los vientos.

Luis: Y Maria Antonieta, con todo el ceremonial, tuvo que esperar siete años a que Luis XVI consumara la consumición, porque tenía problemas en mantener el trono erguido. O sea que cuando levantó una cabeza, perdió la otra... 

Adrián:  Así es; es más la espera preocupaba enormemente a María Teresa I de Austria, era demasiado tiempo sin consumición. El delfín no se decidía, la cándida jovencita perdía interés y el abuelo Rey además de querer anular el matrimonio ya empezaba a traer a Austria entre ojos! ¿Oh, y ahora quién podrá salvar esta herencia?, se preguntaba el embajador de Viena en Versalles.   

Luis:  Tal cual... Pero he aquí que se decidió a hacerse operar su fimosis. Y ya no le dolía y ya podía cabalgar no solo a caballo. Pero no fue feliz  aunque comió perdiz. 

Y eso que no hemos hablado de las de Enrique VIII que no consumía, o consumaba... O eso decía él para mandarlas a la torre.  Bueno, no: a Ana de Cleves no la mandó a la torre sino que la declaró "hermana". Como muchos matrimonios que ya no saben que son, y se tratan así: como hermanitos.  No tendrán herencia por falta de lecho.

(Debo leer esta noche sobre Catalina de Medicis y el Papa)

Adrián:  Catalina era sobrina de Clemente VII ambos Médicis directos, de los de Cosimo el Magnifico, interesante lo que leerás, Te recomiendo averigües por la aventura de Clemente en Marsella cuando con la mayor pompa, "festa", caravana y séquito que incluía al Santísimo Sacramento y por supuesto a él en su silla gestatoria. con el mayor orgullo le entrega su más brillante perla a Francisco I, la banquera, la que llegaba a volver su sangre de roja a azul... De Enrique, concédeme el placer de poder discutir, a Cleves no la mató por la misma razón que jamás se atrevió a matar a Catalina de Aragón, porque se le venía medio mundo encima, entre ellos el sacro imperio tanto para Cleves como para Aragón, ambas emparentaban con los Germanos, Cleves por supuesto germana de cepa, Aragón, germana de turno. Es un placer conversar contigo, gracias por concederme tal dicha.

§





No hay comentarios.: