Epicuro

"Haec, inquit, ego non multis, sed tibi; satis enim magnum alter alteri theatrum sumus."

Epicuro




enero 01, 2015

Las momias de Guanajuato






Luis Fernando Gutiérrez-Cardona



Las momias de Guanajuato, son un poco mas de un centenar. Según explican al ingresar han sido exhumadas de las tumbas al ser estas requisadas por no pago o algo así. Y a mi modo de ver son exhibidas por la sencilla razón de que ahí están.

El museo es una construcción lineal bastante estrecha que va contando con algo de truculencia la historia de los individuos, acompañadas cada tramo de imágenes de demonios, vampiros y cosas así, cuando no de espejos rotos.

En una urna están tres: el que murió apuñalado, el ahogado y la que enterraron viva. Más allá o más acá, no lo se bien porque empecé a pensar en el escape imposible por la multitud, una tumba en el piso sobre la que hay que caminar, muestra el hombre, lascivo y vicioso según el texto, que apareció con una estaca de madera clavada en el pecho y del que llama la atención, según dicen, sus dientes afilados que siguen creciendo lo mismo que sus uñas.

Pero lo que me impresionó más fue un pequeñísimo feto, demasiado perfecto para sus centímetros de tamaño, que fue lo que quedó como momia dentro del cuerpo de la madre que se suicidó a causa del embarazo sin haberse casado y de cuyo cuerpo si no quedó nada. Especie de propaganda que contrasta con vallas gigantescas que hay en las carreteras y dicen: "El derecho a la interrupción voluntario del embarazo se comprende cuando se necesita."

Pero así es la vida que no la muerte porque el muerto ya no vive. ¿Exhibir esos objetos? Por qué no, si exhiben los de Egipto. Pero no sé, no sé.


*



No hay comentarios.: