Epicuro

"Haec, inquit, ego non multis, sed tibi; satis enim magnum alter alteri theatrum sumus."

Epicuro




junio 15, 2015

Conversación




LFGC.- Me gusta ese texto. En la línea de los tuyos. Tejemos una tela única. Quizás un día vea tu “Fragmentos de un Mamarracho” completo. Lo compraré con gusto.
FAPS.- Lo tengo. ¿Lo quieres? Son 86 páginas hasta ahora. Lo estoy leyendo justo. Ese era el capítulo que me faltaba además del que había trabajado contigo hace ya un par de años; años no, meses.
- Lustros.
- ¿Lustros?
- Te envío dos textos para cuando tengas tiempo: En el Enjambre y Psicopolítica de Byung-Chul Han.
- Gracias
- ¿Cómo va el ejercicio de la abogacía?
- Con ganas de ejercer la putería pero tú sabes, no es para mí… ¿y tu como vas?
- Una cosa es estar entrando y otra estar saliendo. Sobre la putería esa no necesita de ejercicio. "No somos ciudadanos, sino consumidores pasivos." Es decir, somos putas.
- ¿Las putas son consumidoras pasivas? pues mierda, a esa sí que no le dejo propina. (Como siempre, en el trabajo, me hacen sentir como si yo fuera un inútil).
- ¿Y lo eres?
- No. Por eso no podría importarme menos. Pero sí quisiera hacer algo que me desafíe intelectualmente
- Bueno, hay que darle palo al nuevo.
- No física y psicológicamente. No soy nuevo. Llevo 3 años acá. Problema de Firma.
- Supongo que tienes colegas de muchísima más experiencia.
- Pero corticos de mente.
- Muy cortos, a eso me refiero: la experiencia es la madre de todos los vicios.
- Y eso es muy desgastante.
- Es un juego... solo es saberlo jugar.
- ¿Y qué has aprendido tú de como jugarlo?
- Saberlo forma parte de las dotes de abogado.
- Pues de eso si nada de nada.
- Piénsalo, examina fortalezas y flaquezas, puntos débiles y obra en consecuencia... como una serpiente, como un pedo ninja: silencioso pero mortal.
- Pedo ninja. Algo me hace hablar de flatulencias que dejo de tener respeto.
- Recuerdo una frase de mi maestro, el maestro de Otraparte, Fernando González: “Hay que adaptar la legislación a la vida”.
- ¿Y a que se refería el con eso? ¿Hacer que la legislación hable de seres bífidos pero bípedos? No se. La verdad a veces pienso que no fui hecho para esto. Para esto y otras cosas. Hay una honda necesidad de entretenimiento que no se satisface haciendo cosas sin sentido para gente que no respeto.
- “El tentado de Idumea afirmó que la vida del hombre sobre la tierra era disciplina o milicia. Para el abogado siempre lo es. Vive comprobando sus proposiciones, hoy éstas, mañana las contrarias; es el hombre de la dialéctica, así como el artillero es el hombre del cañón. No importa al abogado la verdad, sino que aparezca como cierta la afirmación que le encomendaron sus clientes. Por eso el abogado es el hombre que maneja los medios de probar; es el titiritero de la certeza, el creador de la verdad. Un abogado de cuarenta años es Poncio Pilatos al lado del lavamanos cuando pronunció aquellas palabras con voz cansada: ¿Quid est veritas? Se ha distinguido entre abogado y rábula, llamando con aquel nombre a quien sólo se encarga de la verdad, de lo que llamaba San Agustín id quod est, y dejando este apelativo para el hombre de recursos lógicos en cuyos dedos, pegados a una pluma, aparece la verdad creada, el sofisma. ¿En dónde se ha visto que dos hombres se insulten e inmediatamente se abracen? En los estrados de la justicia. ¡Es la pantomima de la verdad!” Ese es, querido amigo, el juego.
- Si. La diferencia es que los conflictos en estrados vistos desde esta realidad agobiante de firma, se convierte en "esto no es un favor" y "no te pedí tu opinión". Y te apabullan no con la certeza de una verdad sino con la fuerza de argumentos basados en la subordinación.
- "No te la pedí, pero la aprovecharé" esto es seguro
- Si, eso pasa, Pero no sin antes decirte en palabras soeces lo terrible que es lidiar con un "sagaz". Y no se gritar lobo. Y no quiero aprender a hacerlo
- Es así. El maldito mundo es así.
- Es simplemente inútil seguir esta lucha tonta contra personas que no alimentan la idea de lo que se quiere ser.
- Hace años te dije mi frase predilecta...”si le das una patada a una piedra, a la piedra no le pasa nada”
- El maldito mundo debería freírse en espárragos. Y ojalá me frían a mí con él. Vida hijueputa...
- Totalmente de acuerdo. Yo estoy listo para partir. Si no lo he hecho no es por miedo ni cobardía es porque no he encontrado la forma "elegante" de hacerlo.
- Es que en estas cosas no hay que ser "rácana". Porque uno es más auténtico entre más se parece a lo que soñó de sí mismo.
- Fingir un accidente es lo más aproximado. ¿Soñaste con ser algo de sí mismo?
- Es verdad. Si sólo hubiera una forma, verdad. En realidad sí lo he soñado en muchas formas y siempre termino por caer en cuenta que soñar es un dolor más grande que vivir, entonces dejo de hacerlo. Eso que dicen que los sueños son el principio y para lograrlos hay que hacer un plan de ejecución... Existen límites propios de la realidad que no permiten que se hagan algunas cosas, y con el tiempo. He caído en cuenta que esta maldita sentencia que me impuse ya hace varios años ya ha venido a colgarse de parte de las raíces que joden cualquier paso hacia adelante. Ojalá fuera como esas raíces que caminan ¿si has visto? Hay una planta que literalmente camina a voluntad.
- Si. En el Real Madrid. Pero estos días leí: "los árboles mueren de pie porque no pueden huir". Me afectó mucho esa frase.
- Pues ¿qué sauce que eres no? Perdón, eso fue insensible de mi parte pues tienes razón en que te haya afectado. Es complicado, siempre, reconocer parte de nuestra realidad en un escrito. Más cuando ni siquiera está destinado a nuestra especie. O bueno, en realidad sí.
- Soy como ese poema de Octavio Paz: “no hay nadie, no eres nadie, un montón de ceniza y una escoba, un cuchillo mellado y un plumero, un pellejo colgado de unos huesos, un racimo ya seco, un hoyo negro y en el fondo del hoyo los dos ojos de una niña ahogada hace mil años, miradas enterradas en un pozo, miradas que nos ven desde el principio, mirada niña de la madre vieja que ve en el hijo grande un padre joven, mirada madre de la niña sola que ve en el padre grande un hijo niño… miradas que nos miran desde el fondo de la vida y son trampas de la muerte —¿o es al revés: caer en esos ojos es volver a la vida verdadera?...”
- No entiendo bien el juego que hace con las miradas pero supongo que no es tiempo de entenderlo.
- Me traes de nuevo a mi maestro. Él decía: "“¿Cuál es el problema?”. Esta es la perpetua preocupación del buen abogado y del Juez. Quien ha averiguado cuál sea el problema, ha ganado la partida. Jamás hay discusión acalorada que no provenga de no haberse determinado el problema. Y una vez hecho esto, es pecado mortal salirse de ahí, al discutir o al analizar.” Thurgood Marshall, ese irremplazable juez, lo llamaba "principio fundamental inarticulado"".
- Disculpa mi desconocimiento ¿qué es ese principio'?
- Me temo que aún no te has puesto tu traje de hombre araña. ¿Qué es ese principio? Saber cuál es el problema, ese es el principio. (Estos úsalos a tu discreción, pero en secreto)
- Prometido.
- (Aunque yo, ya renuncie al amor, a la piel, al sexo, a los afectos, a la amistad, a la fe, a creer en mí. Soy un árbol que no puede huir, que espera caer cuando sus raíces terminen de estar podridas; aunque querría, sin más, ser talado y usado, como se usan los troncos viejos, en astillas de hogueras, en fabricar carbón, en olvido).
- ¿Eso es cierto?
- Volvamos al derecho: Ponle lógica: “La lógica consiste en obrar de modo que cada acto encierre en sí el efecto apetecido; consiste en saber determinar cuáles partes componen un todo, y en qué partes se descompone un todo. Es el medio de conocer y obrar aquello que se hace y conoce por intuición. Tener la mente a todas horas como afilada cuchilla; llevar consigo la facultad de hacer cosas asombrosas. En este reino de la justicia, en esta ciencia de las pruebas judiciales, del derecho civil, de la interpretación de leyes y actos, es en donde la mente goza más del poder de la lógica.”
- Ajá.
- El sentido del tacto es el fundamental. Si no se toca, nada. Feliz tarde. Olvídame, pero que no se note.
- Sería imposible hacerlo bien lo sabes tú. Ya fuiste, eres y serás siempre un gran amigo vayas a donde vayas o te claves donde te asientes
- Hablar contigo es un ejercicio muy amable.


lfg-c©



No hay comentarios.: