Epicuro

"Haec, inquit, ego non multis, sed tibi; satis enim magnum alter alteri theatrum sumus."

Epicuro




noviembre 15, 2015

Desolaciones



Luis Fernando Gutiérrez-Cardona



Se pueden pasar décadas siendo amigos y dejar de serlo de improviso. Pero uno es siempre consciente de que la amistad es una concesión del corazón. Los corazones son volubles. Así como el que ama es siempre uno, el amigo es siempre el otro. Una amistad no tiene mayor o menor valor por lo que dure sino por su intensidad. La conversación de una sola vez en la barra de un bar, con el del lado en un avión o en la exigua duración de un viaje en ascensor, es no pocas veces amistad intensa. No se arriesga, estimula,  ilustra y anima.  Ya dice el Tao que los buenos  caminantes no dejan huella. 
El tiempo no mide la vida. La edad, esa asesina, es un peso muerto. Y la amistad es un interruptor. Un leve gesto y lo que iluminó queda a oscuras. Una cinta de moebius en los recodos de la mente.


§





No hay comentarios.: