Epicuro

"Haec, inquit, ego non multis, sed tibi; satis enim magnum alter alteri theatrum sumus."

Epicuro




febrero 26, 2007

Embriaguez


Luis Fernando Gutiérrez-Cardona


Los libros miran y hacen guiños desde sus estantes. Hoy están alegres. De todos los tamaños y de múltiples colores dan la espalda a la espera de ser tomado alguno por unos minutos, unas horas o unos días. Los de lomo verde y rojo con su contenido pleno de pensamiento y de amor por la sabiduría. Los de lomo rojo cargados de historia inacabada y recurrente. Un montón, de lomo blanco, contienen, resumido, algo del conocimiento humano. En alguna parte esos cargados de poesía, puestos los unos encima de los otros por falta de espacio, parecen hacer el amor con sus palabras.

Al otro lado los discos, ellos si parejos y bien alineados, también miran. Muchos hace tiempo no salen de su caja y se nota la urgencia de ser escuchados. Debe ser horrible ser un disco y que nadie lo oiga. Suena Ravi Shankar. Los vecinos no demorarán en protestar; no solo les parecerá estridente, por el volumen, sino también raro.

Hay una copa, mas la embriaguez no proviene de ella, sino de esas letras y esas notas que se cuelan por todos los poros.

En las manos un libro de Gonzalo Arango, Obra Negra. Pero otro, de lomo rojo hace todo lo posible y consigue ser atendido. Plutarco, Vidas Paralelas. Busco las páginas dedicadas a Alejandro y meto en ellas la cabeza. Por momentos vuelvo a Arango y por momentos la música reclama el interés. ¿Cuál fue el último libro que me impidió dormir? Ah! si: uno muy grueso de varios autores rusos, Turgeniev, Gogol, Gorki. Están ahí haciendo señas los dos tomos de las Mil Noches y Una Noche, al lado de los dos de El Quijote -mágica compañía-, sonrío al pensar que para poder contar el cuento de Ali Babá al sobrinito, cambié las palabras mágicas por un pass word que abría las puertas del tesoro. Y el entorno completo del cuento, en consecuencia.

La mente vuela hacia el padre que sembró.

Concederé que hace falta tener amigos y tener amores.


*

1 comentario:

diego fernando, o ¿alejo garcia? dijo...

la biblioteca es complicada porq no puedes saber qu libro es mejor seductor, sherezada contaba y contaba todos los días una historia diferente y todas seducían al ¿sultán? (ay juemadre no me acuerdo). así es nuestra biblioteca personal. y ¿cuál era el password? jajajaj