Epicuro

"Haec, inquit, ego non multis, sed tibi; satis enim magnum alter alteri theatrum sumus."

Epicuro




mayo 18, 2009

Amigos





Una mano más otra mano no son dos manos,
son manos unidas...
(Gonzalo Arango)


¿Quiénes son los verdaderos amigos? Plantearlo es de entrada fastidioso. Sugiere un juicio previo y subsiguiente.

Los verdaderos amigos son los que le hacen a uno malas jugadas, los que le estrellan el carro, los que le piden plata prestada y no se la pagan, los que le quitan la pareja, los que se van sin ayudar a pagar la cuenta, los que se quedan con los libros y llegan, se apoderan del computador, lo desconfiguran, opinan sobre lo innecesario que es lo que uno tiene allí, le mueven los programas y lo llenan de basura, virus incluidos, en un instante. Es que uno no se junta con los que no son amigos.

No se piensa nada de los amigos, no se les juzga se les califica o se les descalifica. Se les quiere tal cual son, se les respeta en su totalidad, sin duda alguna. No se les tiene como la bolsa que usan los boxeadores para lanzarles golpes. Ni se mira bajo sus alfombras.


Si algún día alguno decide no ser más amigo, está en su derecho. Se le deja ir como el amigo que es.

La amistad es una concesión voluntaria.


No se habla mal de un amigo. Ni de él con otras personas o con otros amigos. No se deja que lo hagan en presencia de uno. Si alguien tiene algo que decir del amigo, que no lo haga con uno. No se aceptan chismes ni cuentos, ni se llevan ni se traen. Sócrates originó su prueba triple en una conversación que quisieron plantearle sobre algún amigo.

Se cree en los amigos desde el si mismo. No por lo que otros opinen. Si no se cree ya no hay amistad por tanto tampoco hay nada que decir.
Lo mejor de los amigos es que lo quieran a uno y también quererlos. Y que no se tenga miedo por ello.

.

No hay comentarios.: