Epicuro

"Haec, inquit, ego non multis, sed tibi; satis enim magnum alter alteri theatrum sumus."

Epicuro




noviembre 24, 2009

Me gustaría pegarme a ese viaje a la India


Luis Fernando Gutiérrez-Cardona


"En el comienzo no hay nada; en la mitad nada permanece; al final nada sigue"
(Milarepa)



Me gustaría pegarme a ese viaje a la India. Irme unos pasos detrás sin estorbar y mirar ese subcontinente en el que hay 1.200 millones de personas y no se cuantas vacas. Me he ido ambientando para ello. He conseguido alguna música que acompañe el par de discos de Ravi Shankar que tengo. Algunos libros. Muchas imágenes. No se mucho de la India, salvo generalidades. Supe rápido que Alejandro llegó hasta las orillas del Indo. Que allí sus tropas y sus generales se pararon. Váyase a saber que hubiera pasado si lo siguen. Si hubiera ido hasta el Japón y si, como era de loco, le hubiera dado por navegar hasta llegar a América, que se llamaría entonces Alejandría, por ese lado. ¿Te imaginas? Griegos en vez de negros en Buenaventura. Pero bueno, ese fue un experimento que no se hizo. Conste que la primera clase de la época era el lomo de Bucéfalo, que murió en una batalla allí mismo. Así que, de llegar a estar por esos lados, podría pensar después: "por aquí anduvimos Alejandro de Macedonia, y yo". Ir a los templos, porque los templos resisten el paso de los siglos y el cambio de las costumbres. Repasar lo poco que sé sobre el Hinduismo, esa religión o filosofía que existe desde hace 5.000 años. Recorrer Benarés. Caminar, también por donde anduvo Siddahrta Gautama, dejarme poseer de su espíritu en unas madrugadas. Releer a orillas del Ganges, sin dejarme tocar por él, algún Upanishad de los que Marguerite Yourcenar recomienda leer con el mismo énfasis que a los clásicos griegos. El Kena Upanishad, por ejemplo, ese que empieza con ¿Quién?. (A ver si aparte de mirar, se puede ver.)
1. DISCÍPULO: ¿quién induce a la mente a desear sus objetos? ¿Quién impele a la vida a iniciar su viaje? ¿Quién nos mueve a nosotros a expresar estas palabras? ¿Qué poder se oculta tras el ojo y el oído?


2. MAESTRO: es el oído del oído, el ojo del ojo y el habla del habla; la mente de la mente y la vida de la vida. Los sabios que se liberan de los sentidos, dejan este mundo y alcanzan la inmortalidad.

3. Allí el ojo no le alcanza, ni la palabra, ni el pensamiento. No le conocemos y no sabemos cómo explicarle; está por encima de lo conocido y por encima de lo desconocido. Tal hemos oído decir a los sabios de antaño que nos expusieron esta verdad.

4. Lo que no puede expresarse con palabras, pero es causa de que las palabras se expresen, eso en verdad es brahman, el espíritu, y no lo que generalmente se reverencia.

5. Lo que no puede pensarse con la mente, pero es causa de que la mente piense, eso en verdad es brahman, el espíritu, y no lo que generalmente se reverencia.

6. Lo que no puede verse con el ojo, pero es causa de que el ojo vea, eso en verdad es brahman, el espíritu, y no lo que generalmente se reverencia.

7. Lo que no puede oírse con el oído, pero es causa de que el oído oiga, eso en verdad es brahman, el espíritu, y no lo que generalmente se reverencia.

8. Lo que no puede respirarse con el aliento vital, pero es causa de que el aliento vital respire, eso en verdad es brahman, el espíritu, y no lo que generalmente se reverencia.
Estrujarse tratando de entender.

Y la gente y el arte. Los colores, los olores, los sabores y los aires.

Haré un buen plan. Me iré también a la India en los libros de Naipaul y en tantas otras cosas en que se puede viajar ahora. La alfombra mágica ya está aquí. Tan solo hay que tomarla.

*

No hay comentarios.: