Epicuro

"Haec, inquit, ego non multis, sed tibi; satis enim magnum alter alteri theatrum sumus."

Epicuro




marzo 24, 2010

Noticias de la Parroquia - El Tim que no.

El problema no es el sistema integrado de transporte que puede y debe establecerse con fundamento en todas las facilidades tecnológicas actualmente existentes.

El problema fue el enorme desprecio de las autoridades por el ciudadano de a pié. Por la gente, en tres puntos:

1. La supresión de rutas existentes que hacían un poco más amable la vida del ciudadano, aunque resultaran inapropiadas técnicamente hablando a la luz de los estudios.

2. La fijación de una tarifa excesiva a la luz de los ingresos de la población.

3. El establecimiento de monopolios en la comercialización de los pasajes.

A lo anterior súmense los errores administrativos que de cierta manera pueden disculparse mientras el sistema se ajusta y las gentes lo comprenden mejor.

Pero en el fondo hubo un negocio de enormes proporciones. La Administración a través de TIM S. A. celebró un contrato con la firma Susuerte S. A., el No. 012 2009, mediante el cual le concedió la operación de distribución y venta de recargas de los pasajes.

Hubo una licitación para este contrato en la cual participaron solo dos proponentes, el segundo de los cuales no cumplió con las condiciones para ser considerado como tal. Esto ocurre frecuentemente en las licitaciones públicas direccionadas. Se presentan proponentes que solo tienen como finalidad darle carácter de legalidad a la actuación.

El contrato tiene una duración. Lo que se tarde el contratista en vender 907.200.000 pasajes, lo cual se estima en 13 años.

La comisión pactada es del 4.2% que es de por si una comisión exageradamente alta. La cuantía es por tanto de $43.388'211.840. (Cuarenta y tres mil trescientos ochenta y ocho millones, doscientos once mil ochocientos cuarenta pesos).

Este contrato fue firmado el 4 de Mayo de 2009.

Luego este contrato lo modifican mediante un otrosí para decir que su cuantía es de 550 millones y así eludir el pago de cargas impositivas, como el impuesto de timbre y algunos otros.

Este otrosí fue firmado el 29 de Mayo de 2009.

El representante legal de Susuerte, para este momento, 25 días después, ya era otro.

Se estima que el contrato tendrá una duración de 13 años, pero en la modificación aclaran que si en este tiempo no venden los 900 y algo de millones de pasajes, la duración será hasta cuando lo hagan.

¿Por qué un contrato de semejante duración? ¿Por qué esa comisión? ¿Por qué un solo vendedor, si como todos lo vivimos, es posible comprar tarjetas de cargas de teléfono en un puesto de dulces, en cualquier tienda de barrio? ¿Por qué no puede tener el contrato una duración que permita hacer ajustes a los dos o tres años? Al potenciar a Susuerte, una compañía vendedora de chance, el uso de sus puntos de ventas ¿no sería esta la que tendría que remunerar al sistema y no a la inversa? Se denunciaron casos en que Susuerte alegó no tener dinero para devolver, y devolvió en chances.

Susuerte, por otro lado, es una empresa que empieza a hacerse sospechosa a los ciudadanos que la ven mencionada en rebajas en los aportes a la salud en los contratos de administración del chance, y en el financiamiento de campañas políticas.

En alguna parte dentro de lo que informó la Alcaldía se dijo que la administración del sistema representaría entre el 14 y el 15% de la tarifa. ¿Subieron la tarifa para cubrir este componente? ¿Se vendría en poco tiempo una de ajuste a la operación del transportador?

La verdad es que las actitudes prepotentes de los funcionarios de turno, que tienen además el poder de enviar la fuerza pública contra quienes con razón alzan sus voces de protesta, llevó al colapso de una idea que requiere de ajustes en lo social y en lo económico. Ajustes que privilegien a la gente en su conjunto y no a quienes detentan el poder político o la propiedad de los medios de transporte. Que involucre ciudadanos más comprometidos, en el análisis. Que la administración se rodee de mejores consejeros que no traguen entero. Muchos manizaleños, empresarios experimentados o estudiosos prestarían gustosos estos servicios aun gratuitamente.

El servicio, finalmente, no es para quien lo presta sino para quien lo demanda. Siendo así, éste, que es el ciudadano de a pié, requiere estar representado no por los dueños de la empresa que en este caso es el gobierno, dueña del TIM, que se siente aparte de los ciudadanos a quienes representa, sino por otras personas ajenas al mismo, dado que quienes son sus mandatarios, olvidan el papel que juegan.

Los jugadores aquí resultan extraviándose.

Y al pueblo nunca le toca.

El Alcalde Llano dice: me ganaron... ¿como es posible que el Alcalde sea la contra-parte del pueblo que lo eligió.

***

No hay comentarios.: