Epicuro

"Haec, inquit, ego non multis, sed tibi; satis enim magnum alter alteri theatrum sumus."

Epicuro




agosto 31, 2010

Toros





Luis Fernando Gutiérrez-Cardona


Puedo decir que he llegado a convencerme de lo cruel de la llamada fiesta brava por un proceso intelectual
—el respeto por todo ser sintiente— y no por uno visceral que en fin de cuentas también sería válido. El hombre es un depredador por mandato divino “
Creced y multiplicaos, henchid la tierra y enseñoreaos de ella” (Gen. 1:28). Igual que toros mata pollos, peces, ballenas, vacunos, porcinos, serpientes, perros, gatos, escarabajos, mojojoyes. Artrópodos, cefalópodos y moluscos. Vertebrados e invertebrados. Virus, bacterias, bacilos y demás especímenes. Masacra focas y osos polares. Caza por placer tigres y leones. Se hace del abrigo de los animales, uno para sí mismo. Mientras no envenene, todo se come o se goza. Y aunque envenene. También masacra hombres y si no se los come es porque el cocido no debe saber bueno. O porque no está de moda. ¿Han visto alguna vez en las calles de Barranquilla los cerdos recien sacrificados colgando de ganchos como cualquier Mussolini, entre el humo de los buses y los afanes de los transeúntes?


Lo de los toros tendría que acabar. Adhiero. Firmo donde digan. Lo que me asusta es que sea por la vía de la prohibición de lo que no nos gusta. Porque por ese camino, cualquier cosa puede ser prohibida. Con el peligro añadido de que lo que se prohibe pasa a la clandestinidad y así es peor, como las peleas de perros y tantas cosas de las que se habla poco.

Cuándo se promulguen los derechos humanos de los animales, el primero dirá: "Todos los no humanos nacen libres e iguales en dignidad y derechos y, dotados como están de lo que estén, los humanos deben comportarse fraternalmente con ellos y ellos los unos con los otros. Los leones no cazarán cebras y los peces grandes no se comerán a los pequeños."

.



No hay comentarios.: