Epicuro

"Haec, inquit, ego non multis, sed tibi; satis enim magnum alter alteri theatrum sumus."

Epicuro




enero 10, 2015

Desolaciones




El delito del lobo estepario consiste en abandonar su naturaleza, en  intentar dejar su soledad. El lobo estepario jamas debe salir de su guarida,  mostrarla, ni dejarse ver. Está condenado a no ser comprendido. Querrán a la fuerza insertarlo en la manada. Pero alguna vez el lobo quiere un poco de mundo, sonreír en vez de aullar, quiere confiar. Desespera por una caricia de voces o de piel y termina pagando por ello un precio muy alto: el de ser juzgado, perseguido, cazado. Quiere compartir ruidos y silencios y, si se lo permiten, encontrar un hombro en que apoyar alguna vez su cabeza fatigada. Sin juicios y sin prejuicios porque él no juzga. Ser aceptado como lo que es: un ser humano que no sabe si es humano o lobo pero humano o lobo, es sensible.


.

No hay comentarios.: