Epicuro

"Haec, inquit, ego non multis, sed tibi; satis enim magnum alter alteri theatrum sumus."

Epicuro




febrero 07, 2015

Notas






Luis Fernando Gutiérrez-Cardona




A veces cuando me detengo a ver el atardecer desde el apartamento y se llena el cielo de colores rojos, adquiero consciencia de que vamos dando la vuelta a la estrella como a 107.000 kilómetros por hora, y que rotamos escondiéndonos de su luz por unas horas. Simplemente es polvo aquello en que viajamos tan peligrosamente cerca del sol al que se arrimaron mucho Venus o Mercurio, ardientes. Y de que somos candidatos a ser como Marte o como Plutón.

La tierra es una roca cualquiera atada de la nada, estabilizada por la luna, sostenida por una extraña fuerza, precipitándose, cayendo en la inmensidad de una galaxia más entre billones, contenida en una materia oscura de naturaleza y propiedades aún desconocidas en la cual cabe todo, todo literalmente y más que todo.

En esa roca, estremece saberlo, que contiene principalmente oxígeno, sílice, aluminio y hierro, viajamos pegados como lapas, sostenidos de ella por la misma extraña fuerza que tira todo hacia abajo.


También pienso en regresar. Y le pregunto al cosmos ¿regresar a dónde? ¿Se puede volver a donde nunca se ha estado? ¿Se puede ser si antes no se ha sido? ¿Somos?

Entonces convido a mi perrita a dar una vuelta para no pensar en nada, como quizás no lo hace ella. Ella corre a tomar el ascensor y me mira como si supiera más de lo que yo supongo.


.

No hay comentarios.: