Epicuro

"Haec, inquit, ego non multis, sed tibi; satis enim magnum alter alteri theatrum sumus."

Epicuro




septiembre 10, 2015

Manos








Luis Fernando Gutiérrez-Cardona


El mundo atraviesa un lugar cósmico perverso, angustiado, (pre)ocupado, agresivo, confuso y lleno de ira. Es como un malestar, un catarro cíclico —aviso de algo—, un afiebramiento general que afecta a las personas que se hacen rabiosas y agresivas. Los países no encuentran acomodo. Todo está crispado. Pareciera que el conflicto da razón de ser a la existencia. Hoy atendía una persona en mi oficina y de pronto su rostro se transformó y sus ojos y su actitud se endurecieron y escuché de sus labios palabras que nunca imaginé dirían. Que me golpearo
n por lo sorpresivas. Cuando le advertí que nada de lo que estaba diciendo era real,  que no tenía razón en ello, no supo qué responder.
Ojalá ese bache se superara pronto, o que yo pudiera superarlo trascendiendo. Pasando. 

Recordé entonces una fotografía en que me veo tomado de la mano de mi padre. De hecho alguien la recortó para dejar solo las manos. La mía pequeñisima toma su dedo anular grande y poderoso. Al compartirla mi hermana dice: "Cuando un hijo toma tu dedo con su pequeña manito, tiene tu corazón, tu vida y tu alma para toda la vida..." Sí, le respondí, siento aun mi mano tomando la de mi padre cuando íbamos a su encuentro todas las tardes. Siento que esa seguridad y ese apego se han desvanecido. Que todos estamos tan inmersos en el ego desde niños (cada uno con su tableta, con su teléfono) y tan incomunicados con los otros seres aunque parezca que lo estamos mucho, que cuando requerimos de qué asirnos verdaderamente, no hallamos nada.


*




No hay comentarios.: