Epicuro

"Haec, inquit, ego non multis, sed tibi; satis enim magnum alter alteri theatrum sumus."

Epicuro




noviembre 26, 2015

Diálogo




Luis Fernando Gutiérrez-Cardona



·         Estas pesimista en estos tiempos.
·         ¿Por qué?
·         Tus notas de muertes y decapitados y cosas así. La violencia contra la mujer, 1678 mujeres asesinadas, canibalismo y decapitaciones y  hasta Freddy Mercury.
·         Pero esa es la cotidianidad ¿No?
·         No. El mundo no es tan negro como lo hacen ver los medios que viven de ello y alimentan el drama. Es imposible ver un noticiero de TV. De hecho dejé de hacerlo hace mucho tiempo. Prefiero un documental de algo en cualquier canal. O apagar eso.
·         De acuerdo en que se vuelve un show. Pero hay que reconocer que hay drama.
·         Hay drama, pero el planeta sigue su curso alrededor de la estrella. Muchísimos viven con normalidad. Me duele menos la muerte que la vida de quienes son  traídos a este valle de lágrimas a sabiendas de lo que sufrirán. Matan mujeres y matan hombres. Y la violencia de las mujeres contra los hombres no es menos violenta que sino más. Y las cárceles, bueno: no deberían existir.
·         Pero es importante resaltarlo.
·         No. ¿Para qué? ¿Conocemos al hombre? ¿Nos conoce alguien? En siete mil millones de semejantes ni siquiera nos conocemos a nosotros mismos. La vida misma es una conclusión.
·         ¿O sea que no es importante visibilizar las víctimas?
·         Visibilizar los valores de la vida, la felicidad platónica si quieres, para que fijándose en ellos se adopten como posibles. Debería existir la cátedra de felicidad. Pero no existe porque no sirve al poder que se alimenta del miedo. Hay que esconder la llaga dice Fernando González.
·         Hacer una cosa no significa que la felicidad se opaque
·         Sí, porque hay demasiada amargura y demasiados amargados.
·         Si pero es necesaria mostrarla.
·         ¿Y así la responsabilidad es de todos? ¿La culpa del narcotráfico es de todos? ¿De la violencia? ¿De la inseguridad? ¿De la corrupción? No le he pegado a ninguna mujer ni en mi entorno se maltrata a ninguna. Fuimos educados en el discurso de que a las mujeres no se las toca ni con el pétalo de una rosa. ¿Por qué tengo que hacerme cargo del problema y echármelo a la espalda? Es como cuando en una empresa alguien hace algo impropio y envían una circular regañnado a todos. No lo acepto como trabajador ni lo hago como gerente.
·         Pero eso es muy individualista. La empatía permite entender que aunque yo no sea el problema tengo responsabilidad.  La felicidad no es posible en un mundo injusto. Antes de la cátedra de la felicidad empecemos por generar empatía por el otro y sus dificultades.
·         No. Yo no tengo responsabilidad. Ninguna. Resulta muy cómodo decir ‘maté a mi mujer pero la culpa es de todos’. No gracias.
·         Eso se llama culpa metafísica según Jaspers. O la diferencia ente culpa y responsabilidad de Arendt. Si somos responsables
·         Somos tan responsables como del pecado original. Deo gratias.
·         Pero eso es religión. Esos cuentos no valen. Arendt tiene una distinción entre culpa y responsabilidad súper interesante.
- ¿Es asunto de fe, o sea de fanatismo, creer? Decir "creo" causa halitosis.





§



No hay comentarios.: