Epicuro

"Haec, inquit, ego non multis, sed tibi; satis enim magnum alter alteri theatrum sumus."

Epicuro




noviembre 07, 2016

Obama



Luis Fernando Gutiérrez-Cardona

Hace ocho años muchos tuvimos un sueño. Barack Obama ganaba la presidencia. Fueron dos discursos impresionantes: el del día que ganó la nominación del partido demócrata y el de este día en que ganó la elección. Quise ir a su posesión y ser testigo de lo que supondría un verdadero viraje de la política de USA frente al mundo. El discurso de ese Enero fue una versión peluqueada de aquellos dos. Era uno dictado por lo políticamente correcto, por las concesiones a lo establecido, por el respeto al régimen, revisado y aprobado. Aún conservo, debidamente resguardado, completo, el New York Times del día de la posesión. Pretendí que iba a ser con los años una cosa histórica. No resultó así. El si se puede chocó con los fanatismos políticos. Obama no pudo, ni en el frente interno ni en el frente externo, vencer los poderes fácticos. Hoy la lucha se plantea entre dos agujeros negros, dos candidatos que no despiertan emoción alguna. Salvo el odio que expresa uno de ellos nada es memorable de la campaña. Dice odiar a los mexicanos, a los latinos, a los inmigrantes, a los musulmanes; desprecia a las mujeres, admira a Putin, roba en los impuestos. Si gana odiará a los mexicanos, echará los latinos al mar empujándolos con buldozeres; previamente como esclavos, hará que le construyan una muralla china, a los inmigrantes los satanizarasi como a los musulmanes ; usará las mujeres como quiera porque según él todas se rinden al poder, robará más, consolidará y aumentará su fortuna y hasta quizás abra algunos silos nucleares... Y no podrá decirse nada porque eso fue lo que dijo que haría. Fue mejor tener ilusiones y desilusionarse, que no tenerlas y temer.


§

No hay comentarios.: