Epicuro

"Haec, inquit, ego non multis, sed tibi; satis enim magnum alter alteri theatrum sumus."

Epicuro




agosto 30, 2007

Diálogo sobre las Percepciones - El Óctuple Camino

 

 

«Nada de ella deber ser suprimido,
nada debe serle agregado,
la realidad ha de ser vista como es en realidad,
el que ve la realidad se libera.»




Octubre 18, 2006--  Editó: mary castro

jorge mas manjón: podemos investigar luis fernando sobre las percepciones erróneas no conceptuales y percepciones erróneas conceptuales…

luis fernando gutiérrez-cardona: podemos, entendido que se trata a la luz de tu mensaje de ayer, anotar que hay un culpable: el prejuicio, o lo que es peor, la necesidad de hacer algún tipo de juicio…

jm: exacto, luis fernando, nuestra conexión gana en calidad con el tiempo… veamos ahora, las percepciones erróneas pueden dividirse en sensoriales y mentales. Cuando estamos alterados o preocupados, a menudo generamos percepciones sensoriales erróneas…

lf: absolutamente, el punto es que nos da por “creer” que todo es personal. Se ve a la señora al otro lado de la calle, establecemos un juicio sobre ella: “es gorda” y lo tomamos como algo personal, incluso empieza a preocuparnos, entonces sí que es personal…

jm: pero escucha esto, ese “lo hacemos nuestro”, es decir, acaba por formar parte de nosotros… y se complica por ello, porque cuando alguien hace algo suyo es muy difícil desembarazarse de ello ¿comprendes? nuestro proceso de la mente elabora generalizaciones y múltiples razones para rechazar la idea… la cuestión es, si concienciamos el suceso, nuestra naturaleza, que es la causa precedente del hecho, ¿puede variar?... investiguemos esto…

lf: no sé; lo hacemos nuestro sí, pero que acabe por formar parte de nosotros no. Hace parte de los dichosos pensamientos, no de nosotros, por lo cual no debería ser difícil desembarazarse de ello… creo que sí lo concienciamos, palabra horrorosa, porque no lo concienciamos… en otros términos, lo apercibimos de manera diferente de cómo en realidad es… luego, no lo dejamos ir, entonces sí, claro que se puede variar, si se deja ir o si no se trajo ante sí… como los cíclopes y lestrigones de los poemas de cavafis…

jm: sí, pero cuidado!... el proceso mental nos desvía sutilmente de la causa precedente que debemos investigar, que es nuestra naturaleza prejuiciosa… debemos dilucidar: ello pertenece como dices a los pensamientos, luego es educado, o pertenece a una naturaleza singular, como es nacer rubio o moreno… investiguemos en profundidad…

lf: el otro día lo explicabas: se nace con un cuerpo y se adquiere un “yo”…

jm: sí, pero hay unas tendencias que favorecen que ese sea de un modo o de otro… por ejemplo, se han realizado estudios de gemelos que, en situaciones de control de experimentación, han sido educados del mismo modo, pero separados y las dos personas han resultado diferentes… ello muestra en estos estudios y en otros que hay algo que no pertenece a lo que acontece, ¿o sí? o todo es aprehendido desde el momento de la gestación…investiguemos esto…

lf: ¡desde el momento de la gestación!... pones el punto muy alto querido jorge…

jm: sí, porque los estudios que se llevan alrededor de este mundo mental parecen mostrar que el ser sensible aprehende desde ese momento, sin embargo, cuidado! la mente nos lleva sutilmente fuera de lo que investigamos… ¿las tendencias son algo real? ¿existen y determinan conductas posteriores? o, solamente existen en nuestra imaginación para poder justificar errores… investiguemos sobre esto…

lf: no habría entonces que hacer experimentos con mellizos… si pones a mis ocho hermanos uno al lado de otro no encontrarás seres más diferentes, salvo por algunas características físicas que nos hacen decir, “es de la familia”…

jm: no me refería a la genética, si no a las tendencias heredadas de otras existencias… tengo la certeza y repito “la certeza” que todos los seres sensibles tienen existencias desde el inicio de la vida, ello no es una creencia, pero no nos desviemos de lo que investigamos… las tendencias heredadas de existencias anteriores determinan otras tendencias que se adquirirán en esta existencia, ahora bien, ¿podemos de modo consciente variar estas tendencias? o mejor aún, ¿existen estas tendencias? investiguemos esto…

lf: la respuesta a ambos interrogantes es positiva…

jm: estoy de acuerdo, la muestra es creíble… solamente observando lo que acontece así se muestra… he observado a personas que se muestran arrepentidas y desean variar sus tendencias y acuden a tratamientos dispares: descondicionamientos, condicionamientos, drogas y un largo etcétera y al final vuelven a esas tendencias (y no me estoy refiriendo a hábitos)…
… bien, hemos aceptado que las tendencias son una certeza, ahora volvemos al tema inicial, los prejuicios, que son elementos o generalizaciones de algo desconocido, es decir un juicio antes de conocer… la cuestión es, si concienciamos el hecho y éste tiene una relación con las tendencias, ¿podemos variarlo?... investiguemos esto…

lf: también podemos y con mayor razón porque el prejuicio está atado al concepto, el cual es producto del entendimiento (supuestamente)…

jm: las tendencias son causales, es decir, cada existencia conduce a nuevas tendencias y éstas son precedentes de las siguientes… si aceptamos la certeza de su existencia, debemos plantear si al volvernos conscientes podemos variarlas aún siendo causales, es decir, ¿podemos variar su causalidad por otra diferente por medio de la consciencia? Investiguemos esto…

jm: en efecto, la causalidad del prejuicio es el pensamiento y sus subproductos, emociones, etc. no obstante, la pregunta es, ¿cuál es la tendencia que promueve el prejuicio y toda su causalidad? investiguemos esto… la pregunta es todavía más profunda, ¿tiene que ver con las percepciones, mentales y sensoriales? o, tiene que ver con algún tipo de tendencia que ha pasado desapercibida…
lf: no quisiera aventurar una respuesta a eso, aunque se me ocurre que habría que dar la vuelta al círculo, es decir, que no necesariamente existe una tendencia sobre esto en particular, si no que se forma una creencia, entendido ello en el contexto de la conversación, porque ya aceptamos la existencia de la tendencia de cierta manera…

jm: bien, parece interesante esta vía, es decir: la tendencia se transforma en algo viable en la existencia, convirtiéndose en un y este evolucionará siguiendo las pautas de la existencia hasta que alcance el cese de dicha vida… convirtiéndose otra vez en una tendencia, siendo precedente de la próxima que va a volver a repetirse en dicho ciclo existencial… podemos aceptar esto como una certeza, sin embargo, queda sin responder la pregunta: ¿podemos interferir en dicha causalidad a través de la consciencia?

lf: podemos, si dejamos ir los apegos que la originan, si no, no…

jm: bien, aceptamos que los apegos originan esas causalidades y aceptamos que los apegos son subproductos del proceso mental, la pregunta es, las tendencias que son movilizadas por el ego y pueden ser influenciadas en la vida por diferentes deseos… la consciencia, ¿puede determinar la causalidad de dichos deseos y tendencias? es decir, lo que comúnmente se determina como la naturaleza de ese comportamiento puede ser modificado por la consciencia que lo porta… una conscienciación propia que al variar la causalidad varía también las causalidades precedentes y, extensivamente se produce un cambio en las existencias siguientes…

..querido luis fernando, me retiro a dormir, me caigo de sueño, mañana podemos continuar, ¿te parece bien? Porque lo que investigamos es tema de estudio para tiempo… un abrazo para ti y para los amigos que estén siguiendo el diálogo de investigación que estamos llevando a cabo… hasta mañana pues…

lf: parece que el diálogo tuvo desarrollo y conclusión… será útil inscribir esto en el camino óctuple porque es evidente que estamos hablando del entendimiento correcto… 

que descanses jorge y los amigos de éste y el otro lado del charco...

*

No hay comentarios.: