Epicuro

"Haec, inquit, ego non multis, sed tibi; satis enim magnum alter alteri theatrum sumus."

Epicuro




junio 11, 2008

Declaración



Luis Fernando Gutiérrez-Cardona



Solo para locos
la entrada cuesta la razón
(Hesse)


..¡ánimo!.. que esto que denominamos vida
no es para siempre
(J. Mas)



Es solo para locos de parte de el lobo estepario, para locos... solo para ellos.


Los "normalizados" no podrán verlo, y si lo ven no lo entenderán. Están atados por el concepto: no ven nada sin previamente compararlo con lo que les han dicho que es. Se asustarán y correrán. Están vestidos con el concepto; la idea los persigue, el movimiento los paraliza. Hitler, ese paranoico, es presidente del mundo. Pablo Escobar vive y sigue matando. Y en Beirut los edificios saltan por los aires. Las piedras vuelan aunque el concepto diga que no pueden hacerlo.


... hay mucho loco declarado que en realidad no lo está: que se cree loco con la finalidad de hacerse el loco. Pero que cuando se confronta con su propia locura la ve desde la normalidad. Se pone el otro zapato y va a confesarse a iglesias solitarias. Ese no es loco: cuanto mas, es bobo.


La vida no existe: es ilusión.


Lo que se piensa no existe: es fantasía.


El destino: ¿Qué el destino si todo está hecho de la naturaleza del cambio?


Cuando se habla de construir un camino, y para qué y cual es el sentido de la vida, se está pensando. Fabricando cosas que no existen con una herramienta que tampoco es. ¿Cómo hacer entonces que eso no sea sufrimiento y frustración, y miedo si, además, nos apegamos a la ilusión así creada?


El camino es el andar ¿para qué hacer uno?: un paso, un paso, un paso...


La vida: bueno, a esa ilusión llamada vida no le importamos nada porque no hay ninguna cosa llamada "vida" a que importarle. Por eso es ilusión.


¿Que te puede repetir ahora y sin pretensiones, este lobo estepario modestísimo aprendiz de brujo? Que no hay que hacer todas las preguntas ni querer todas las respuestas. Que intentes salir de los paradigmas de la definición y del concepto y que mires el mundo como es: sin nada entre tu y lo que miras. Que descubras(¡por fin!) que lo que se persigue es la felicidad. Y que la felicidad no es otra cosa que estar en paz consigo mismo.


Pensar en el futuro es preocuparse por algo que no existe anclándolo en el pasado también inexistente, pasado que está formado incluso con deseos que son recuerdos del futuro.


Preocuparse se forma de dos palabras pre (antes de) y ocuparse. Por tanto ¿que objeto tiene pre_ocuparse?. Si el ladrón se lleva todo, siempre quedará colgada la luna en la ventana y el sol, que nunca se ha puesto ni salido, no saldrá tampoco mañana ni llegará a ponerse.


Si no sale ¿sirvió de algo preocuparse?.


Declaremos haber salido de la prelógica y asumamos que entendemos por fin el principio de la causalidad. 


Alimentémonos de ilusiones, 
creamos que el amor es para siempre, 
construyamos castillos en el aire, 
sembremos en las nubes, 
busquemos el santo grial, 
persigamos la cuadratura del círculo, 
lleguemos al final de pi... y démonos un abrazo que sea el principio y el fin de todas las cosas. 
Que nos asciendan al cielo en cuerpo y alma. 
Y que nos declaren, por fin, ¡cuerdos!.


... que somos los que andamos buscando a buda en las estatuas y al zen como una idea ¡pobres imbéciles!. 


Que Buda tenga el amor compasivo de darnos una patada allí donde la espalda pierde su casto nombre, con su maravilloso pie.


*

No hay comentarios.: