Epicuro

"Haec, inquit, ego non multis, sed tibi; satis enim magnum alter alteri theatrum sumus."

Epicuro




septiembre 02, 2009

Notas de Aire


Luis Fernando Gutiérrez-Cardona



— No se por qué te quiero
— Siquiera...
— ¿Siquiera?
— Si sabemos por qué, estamos listos para echarlo a la basura. ¿No basta con que ames?
— Siempre me sorprendes. Alicia tejiendo las nubes con tela que nunca se termina.
— ¿Que importa? Todo lo que empieza acaba. Mejor tal vez fuera no empezarlo.
— Claro que no. Mejor empezarlo y no acabarlo nunca.
— La experiencia, madre de todos los vicios. La experiencia no se lleva bien con lo real: lo convierte en cosa. De ser lo que es lo vuelve objeto. Cualquier cosa que eso sea. Cuando uno anhela tocar el cielo con las manos el cielo es lo que vale, porque al tocarlo empieza a ser muy frio o muy caliente, muy azul, muy solo, muy ventoso. Muy inseguro, muy alto, muy miedoso. Empieza a ser fuente de frustraciones. Empieza a no ser aquello que se tiene como cielo. Si el hombre pudiera habria metido las nubes en botellas. Si pudiera, las estrellas y el cielo serían empaques de supermercado. Si pudiera, el hombre vendería sueños en las esquinas a tanto el litro y soñaría más el que más compre o el que más pudiera comprar. Si las nubes pudieran ser tomadas, un rico compraria nubes, todas las nubes como Mr. Burns compró el sol. Las envolvería en celofán, haría bodegas para tenerlas fuera de la vista y resguardadas., y vendería lluvias por metro cuadrado. Sacarían las nubes encadenadas y hecha su labor, las encerrarían de nuevo. Las lágrimas no alcanzarían y, saladas, salarían la tierra.
...
— No estamos lejos de ello.


*

No hay comentarios.: