abril 27, 2012

Desolaciones



Luis Fernando Gutiérrez-Cardona


El amor ha de existir, porque si no
¿qué es lo que se acaba cuando el amor se acaba?
Qué horrible sensación la de querer abrazar
y no atreverse.
Qué avaricia mayor es retener un beso de despedida
o uno de llegada.
Un hola. 
Un que te vaya bién
deslizándose entre labios apretados
Ese rictus amargo
respondido por uno un tris maligno.
Y dos lágrimas contenidas a la fuerza.


§

No hay comentarios.: