Epicuro

"Haec, inquit, ego non multis, sed tibi; satis enim magnum alter alteri theatrum sumus."

Epicuro




abril 17, 2014

Viacrucis.







Luis Fernando Gutiérrez-Cardona



"La voz de la que hablamos no dice nada" Es la bandera de un grupo al que pertenecí y del cual me echaron por poner el enlace al discurso de Mujica en la ONU. Visto en perspectiva la echada se justificaba: esos cantos de sirena son como los que repite hoy la radio con las frases de los premios Nobel de Paz. La mayoría tomadas de Arafat, de Rabin y de Obama, tan pacíficos ellos, y otras no menos estólidas -por lo vacías- de Pérez Esquivel, M. L. King o Rigoberta Menchú. No sirve de nada a una gacela gritar paz a la jauría de hienas que la acosan. 

Sí, Ulises se ata al mástil para no oír. Es más seguro y plácido escuchar la voz que no dice nada. Hay que arrojar del barco a quienes no se cuidan, para que no lo estrellen contra las rocas. Cuántos crímenes se han cometido en nombre del que vino no a traernos la paz sino la espada. Cuánta más paz si, callado, en vez de milagros aislados hubiese ejercido de lo que pretendía ser. 

Debe hacerse la guerra a los que hablan, a los que dicen, a los que desdicen, a los que bendicen, a los que maldicen, a los que predicen y sobre todo a los que convencen por el miedo. Enviarlos a hablarles a las arenas a ver cuantos granos mueven las palabras. O a los árboles. Nos deben callar a los que manifestamos lo que nos gusta y lo que no, por conflictivos. Partir de que me importa tanto que no estés de acuerdo conmigo, como a ti no estarlo. Que irme al infierno es cosa mía. Que los gritos que llenan la vereda no dicen "paz" sino "gol". 

Este lobo demente, este de mente lobo, sabe que los que gritan "paz" son los corderos. 



.

No hay comentarios.: