Epicuro

"Haec, inquit, ego non multis, sed tibi; satis enim magnum alter alteri theatrum sumus."

Epicuro




septiembre 16, 2015

Amigos




Luis Fernando Gutiérrez-Cardona



La vida canceló su encendimiento...
—Meira Delmar



Despierto y comienzan a desfilar ante mis ojos los amigos que he tenido en todos los tiempos. Aquellos que mi mente dice que he tenido. Recuerdo el primero a quien llamé con ese nombre. No estoy muy seguro de que él lo supiera. Más bien lo estoy de que no lo supo. Se llamaba David Tamayo y formábamos parte del coro de la iglesia. Quizás eramos compañeros de banca en la escuela primaria pero no puedo asegurarlo. Vivía en el otro extremo del pueblo. Era mayor que yo y, de seguro, nunca cruzamos más palabras que las de aquel coro.

A partír de él se agrupan las imágenes y también se van. Pasan raudas como suelen pasar las amistades. Muchas de ellas, intensas, desaparecieron tan pronto como llegaron como los rayos. Otras, con más fuerza, pasaron a formar parte de la vida, algunas por muchísimos años. Pasan los nombres: Manuel, Alberto, Germán, Andrés, John, Juan, Efrain, Aldemar, Jorge, Antonio, Francisco, Leonidas, César, Fernán, Humberto... nombres, muchos nombres, que habitan cada uno de ellos en la parte alta del corazón que ralentiza su paso. ¡Algunos importaron tanto! ¡Es tanto lo que hay que agradecerles!

Hoy si acaso queda una amistad o dos. Tal vez tres pero en todo caso menos de cinco.

Lo mismo que las trajo las alejó. Ciertas coincidencias, algunas necesidades o el interés o la afición común que, desparecidas, las hace prescindibles. Las extraño. Y me veo tan raro cuando al coincidir con ellas pasamos de largo con un hola desabridamente lanzado al viento, un movimiento de cabeza o un disimulado y falso no te vi.

No creo que haya traición en la amistad. Algún hecho fortuito, alguna palabra lanzada como tantas otras libremente al viento porque la amistad no pesa ya y todo se termina. El cambio. No se traiciona lo que ya no existe.



§




No hay comentarios.: