Epicuro

"Haec, inquit, ego non multis, sed tibi; satis enim magnum alter alteri theatrum sumus."

Epicuro




octubre 05, 2015

Revelar



Luis Fernando Gutiérrez-Cardona

Todo es veloz. La belleza no persiste en la retina más allá del instante que tarda la mano en deslizar la pantalla y luego se olvida. Por ello a veces aporto imágenes. Siento que se me escapan, que su significado se deshace y que debo intentar capturarlas, falsas siempre pero captura en fin de cuentas. Las fotos que tomamos con el teléfono no tienen vocación de permanencia, ni tiempo de espera, ni maduración como antes cuando costaban esfuerzo, dinero y pausa. Cuando había q
ue esperar por ellas a que tuvieramos dinero para el proceso y que nos las revelaran. Las películas se terminaban, eran costosas y había que ser selectivos. La fascinación de abrir el sobre que las contenía envolvía cierta magia y la sorpresa del resultado justificaba la espera. Hoy se disparan miles sin valor: ninguna es buena a una crítica feroz que se justifica pues el resultado no cuesta nada. El que hace la foto la mira de inmediato y la imágen toma más importancia que el objeto. Revelar: hermosa palabra que mostraba por sí misma. Revelar, descubrir o mostrar lo que estaba secreto, es hoy palabra en desuso, a los efectos, que ningún niño de quince años sabe qué significó.

Todo hoy nace revelado y se desecha en una memoria que no es ya la propia y es también por tanto desechable. Ni siquiera hay que ocuparse de ello: queda en la nube de una vez, lo que sea que eso es.

Nosotros pegábamos la foto de un álbum donde amarillecería como amarillece la vida. Ver en ellos las imágenes de nuestros padres cuando se casaron, de su juventud, de su belleza hoy desaparecida, los objetos que los rodeaban y los paisajes en que vivian, nos hacía y nos sigue haciendo humanos pues no negamos el tiempo. Vernos de vez en cuando a nosotros mismos en lo que fuimos y no somos ya.

No sé si la palabra imaginación tenga que ver con la palabra imagen, pero invadidos por estas aquella no parece tener espacio. Lo que se imagina se hace real de una vez y nada es real. 
§

Envejezco sin dignidad, activo, intentó viajar cuanto puedo, es decir ver,  y voy como buscando el acomodo de los trastos en desuso. Leo y escribo mucho. Y me resigno a que no habrá para mí besos ni abrazos ya, consciente de que no pueden pedirse ni aceptarse.
§ 

 

No hay comentarios.: