Epicuro

"Haec, inquit, ego non multis, sed tibi; satis enim magnum alter alteri theatrum sumus."

Epicuro




abril 16, 2016

Diálogo




—L: ¿Por qué todos creemos que vivir es poner pinga a los demás?
—S: Porque no conocemos otra cosa que el conflicto.
—L: ¡Exacto!
—L: Los sujetos que presumen de religiosos son los peores.
—S: La religión es cosa seria.
—L: Es porque los fanáticos de todo, religiosos, políticos, veganos o lo que sea, no comprenden que las cosas no son blancas o negras sino que son blancas y negras... grises. Y que la cantidad de grises es infinita.
—A: ¡Abajo el relativismo! Hay cosas que por muy grises que sean son bastante blancas (White Supremacy, iugh!). Bajo argumentos de relativismo moral hacemos sociedades tibias alejadas de revoluciones necesarias... No es con todo, claro está... pero como las brujas... en ocasiones, es mejor ver las cosas por lo que son que por lo que aparentan ser escudados en sus 70 sombras de gris...
—L: Interesante precisión la del relativismo moral. Mi padre, todo un referente, decía no creer en más moral que la mata de mora; pero por supuesto no quería que saliéramos a matar a nadie. Y decía cosas tan apartadas de su época como comprensibles ahora: "Quiero que mis hijos sean machos, recontramachos y hembras".
Todos los puntos de vista no son igualmente válidos. El lenguaje está siendo superado en todos los campos. Ves como una ley expedida ayer tiene desde antes de nacer diversas interpretaciones, cada una de ellas interesada, claro. No se ha aplicado ni una sola vez y ya es inaplicable. Si expidieran una que dijera, por ejemplo, "todas las casas de Bucaramanga deben pintarse de blanco" surgiría tan multicolor cantidad de blancos que ninguna sería igual a la del vecino. El relativismo jurídico hace ingobernable este país. Heidegger fue nazi, Borges apoyó a Pinochet y a Videla y García Márquez a Castro.
Mi propuesta se concentra menos en los terrenos de la alta moral y más en las cosas sencillas de lo que llaman "vida". Para hacerla menos invivible, digo...
L: A veces uno se sorprende cuando lee... (¡se lee tan poco!). El Papa Francisco (Amoris Laetitia) dice: "37. Durante mucho tiempo creímos que con sólo insistir en cuestiones doctrinales, bioéticas y morales, sin motivar la apertura a la gracia, ya sosteníamos suficientemente a las familias, consolidábamos el vínculo de los esposos y llenábamos de sentido sus vidas compartidas. Tenemos dificultad para presentar al matrimonio más como un camino dinámico de desarrollo y realización que como un peso a soportar toda la vida. También nos cuesta dejar espacio a la conciencia de los fieles, que muchas veces responden lo mejor posible al Evangelio en medio de sus límites y pueden desarrollar su propio discernimiento ante situaciones donde se rompen todos los esquemas. Estamos llamados a formar las conciencias, pero no a pretender sustituirlas."
Por menos le echaron algo en la cena al primer Juan Pablo y duró 33 días de Papa.

§

No hay comentarios.: