Epicuro

"Haec, inquit, ego non multis, sed tibi; satis enim magnum alter alteri theatrum sumus."

Epicuro




mayo 13, 2016

Conversación





LG: "Proporcionar un motivo destruye el amor. Dar un sentido a lo que se ama es mentir. Pues ningún ser humano experimenta otra alegría que no sea la sensación de estar vivo cuando esta sensación se vuelve intensa. Y no hay otra vida." —Pascal Quignard, Terraza en Roma.

AD: El amor no es más que una reacción química que el hombre ha sobre explotado, y por eso mismo ya ni sentido tiene, creo yo.
LG: Al menos es la convención social más sobrevalorada, aunque no en ciertas culturas. El amor tiene sentido, lo que no tiene es ipseidad. Es reactivo como bien dices.

AD: No estoy dando una definición, o un concepto mío, es simplemente evolución, química y reproducción. El amor es una interpretación cultural como dices, y se reduce a las intenciones de reproducción y preservar la especie.
LG: Ha disminuido la presión por ello. El Papa le dedica un párrafo en su escrito reciente. Pide a los curas no insistir tanto en la función reproductiva. Vamos a una sociedad asexual.
AD: Eso está muy bien, se necesita una reducción de la población urgentemente. Ecosistémicamente somos el peor y más grande parásito.
LG: Pero las cucarachas se resisten... 7000 millones y aumentando. Tremendo.
AD: Total.
LG: “Dejé caer mi pelo sedoso sobre mis hombros y abrí mis muslos hacía mi amante… Los cielos del invierno son fríos y bajos, con fuertes vientos y granizo helado. Pero cuando hacemos el amor debajo de nuestra colcha, hacemos tres meses de verano.” -Tzu Yeh.
AD: Desearía tener un verano de esos, pero en mi solo hay frío y seco invierno.
LG: Pero es posible...
AD: El límite es la imaginación.
LG: El límite es el cuerpo.
AD: Los límites no existen.
LG: Es curioso como su inexistencia se convierte en uno.
AD: O en varios...
LG: Cierto. La promesa de amir ilimitado concluye en un instante.
AD: ¿Amir?
LG: Amor, por decir algo.
AD: Amor... Si es amor no creo en él. Sensaciones muy mundanas para mi gusto, me quita paz interior, prefiero el silencio y la belleza de la soledad.
LG: También puede amarse en silencio. Pero, me parece, que no se ama a voluntad. Sencillamente, ocurre.
AD: Toca seguir esperando...
LG: "Esta vida parece una moneda echada, a la final. Porque todo llega porque sí: como la suerte. Yo a veces pienso: mamá quedó preñada una noche, y después nací yo: ¿Pero si se hubiera preñado a la noche siguiente..., o si papá nunca la hubiera amado, o si el abuelo hubiese muerto antes de nacer papá?... Me da risa: ¿Y si Colón nunca hubiera descubierto América, o si Dios se hubiera quedado dormido el sexto día y después no se hubiera acordado de hacer a sus muñequitos?... Maldición: cualquier cosa puede ocurrir cuando una moneda cae, es terrible. Y así con todo: como con el amor. Yo nunca dije: "Voy a enamorarme de Leonardo". Yo sólo me enamoré de él... y es tan raro eso: cómo se le va metiendo a uno el amor así, como a escondidas, despacio: como si fuera a doler. Debe ser porque la belleza golpea muy duro, yo creo. De verdad uno está por ahí tranquilo, y de pronto Leonardo se para enfrente con toda esa hermosura; y uno se queda quieto, sin poder mirar a otro lado: como muerto; y entonces con qué fuerzas hubiera podido yo soportar toda esa felicidad que se viene encima cuando por fin Leonardo se ha echado sobre mí para besarme, si no lo agarra a uno el amor así de fuerte. Pero así de suave: como si nada..." —Un beso de Dick, Fernando Molano. Un poco largo para el medio, pero bueno...

AD: Muy hermoso, para una persona como yo, muchas gracias.

LG: "La soledad me llena de desconsuelo; estar acompañado me oprime. La presencia de otra persona dispersa mis pensamientos; sueño su presencia como una distracción especial que toda mi atención analítica no logra definir." —M. Yourcenar.
AD: Atención analítica, qué hermoso.

LG:
—No se vaya.
—…
—…
—No me deje ir.

AD: ¿Dejaste que se fuera?
LG: No hacerlo se paga con más dolor exterior y menos paz interior. No hay nada más recordado y más reclamado que un quédate. Lo cobrarán por siempre. La memoria de amante -me lo decía un amigo estos días- es tenebrosa. Esa fue la palabra que usó y la respaldo.
AD: ¿No es bonita? ¿Recordar no siempre es vivir? ¿También es morir un poco?
LG: La etimología de la palabra recordar es muy hermosa.
El río empieza a morir con solo iniciar su recorrido. Y aun antes.

AD: ¿El río? ¿Antes? ¿Por qué?
LG: ... porque está en potencia de serlo.
AD: Mmm… No sabría decírtelo.
AD: Hablar contigo siempre es reconfortante.
LG: La conversación es cada vez un arte más olvidado. Tomar un ascensor es una experiencia: diez personas agachadas miran su celular. Existen en y para ello. Vamos a requerir de un ojo en la parte superior de la cabeza.
AD: Miles de años de evolución…






§

No hay comentarios.: