Epicuro

"Haec, inquit, ego non multis, sed tibi; satis enim magnum alter alteri theatrum sumus."

Epicuro




mayo 14, 2016

Recuerdos





Luis Fernando Gutiérrez-Cardona


Mi padre nos llevaba cuentos de las mil y una noche editados en cuadernillos pequeños y muy resumidos. No muchos más allá de Aladino, Ali Babá, o Simbad. O nos los leía hasta cierto punto en que los reinterpretaba a su amaño y hacía de los personajes paisas de mulas y alpargata al suelo, que encontraban guacas en las montañas de Antioquia y sus tierras ancestrales.  Aquellas que su padre hubo de dejar en los años de violencia política. 
Cuando pude una de mis primeras compras fue una primorosa edición en dos gruesos tomos que fue compañera de muchos atardeceres y duerme hoy en los estantes. Cuento a cuento en su belleza, en sus detalles, en su religiosidad y su erotismo, que de niño se habían cuidado muy bien de escondernos, navegué por Las Mil Noches y una Noche y lloré con el final de Giafar, que tengo para mí como la mejor de sus páginas. 
He querido contar -sin éxito-  esos cuentos a la generación posterior a la mía, y caído también en la intención de acomodarlos a los tiempos. No es posible. Nadie quiere oír hablar de alfombras voladoras, pues de hecho las ven volar en forma de aviones gigantescos, y la posibilidad de competir mediante la palabra con las imágenes de la saga de moda es imposible. 
Pero recuerdo con afecto el haber estado sentado en las rodillas de papá escuchándolo mientras observaba sus manos de largos dedos manchados por la nicotina. 

§


No hay comentarios.: