Epicuro

"Haec, inquit, ego non multis, sed tibi; satis enim magnum alter alteri theatrum sumus."

Epicuro




junio 08, 2016

La mesa del lado



 Luis Fernando Gutiérrez-Cardona

Amé hasta odiar
-A. Storni


"Preguntas, recriminaciones, respuestas. Nada salva. Todo es una condena. ¿De dónde surgió que el ser humano puede ser perfecto y explicable? ¿Se sería humano si se fuera siempre predecible, si se fuera siempre igual? Solo el corazón o la muerte consiguen hacernos aceptables. Quisiera poder con todas las preguntas y saber todas las respuestas. El único camino que tiene el hombre frente al agobio de la crítica por sus defectos, es la mente y el silencio. Alguien acusa a su primer amor y lo condena... ¿Qué lo haya sido es culpa suya, del otro, o de ninguno? ¿Supuso real qur sería como imaginó sería? ¿No hay para todos un primer amor que muestra lo que es ser humanos? ¿Es del primero del único que se aprende? Como consecuencia ese primer amor es, hoy, según dice, su más profundo odio. ¿Qué hacer? ¿En dónde esconderse para que los ojos y la piel no lleguen a encontrarse, a enamorarse por primera vez -o por cualquiera- y convertirse en lo que no se quiso ser?

Tanto vivir para concluir que el odio es la forma más avanzada del amor, y también la más estable."

Después de escuchar esto en la mesa del lado, reflexioné:


—El odio no hizo parte de mi entrega. Llegué sin el, y nunca lo comprendí. He tenido que aprenderlo e incluirlo en el equipaje por obligación. Recurrí a la definición, a los tratados. Tuve que leer a Freud sobre las pulsiones. Me consolé en principio diciéndome que era reacción al miedo. Hoy sé que no, que el odio se integra en el ser por adhesión. Hoy, ¡ay de mi!, quiero aprender a odiar. Lo necesito porque muchas cosas son lo que son por miedo al odio, o por amor al mismo, y solo eso, y solo pueden comprenderse desde alli.—


© 






No hay comentarios.: