Epicuro

"Haec, inquit, ego non multis, sed tibi; satis enim magnum alter alteri theatrum sumus."

Epicuro




julio 23, 2016

Luces



Luis Fernando Gutiérrez-Cardona


La ciudad empieza a despertar. Bajo una enorme capa de neblina blanca que hace tristes las luces de las calles, por la ventana se filtra el canto de un gorrión solitario y el ruido de los motores que empieza a surgir más constante desde la avenida. He dormido profundamente y los sueños me han llevado a recorrer un tramo inexistente de mi vida, o quizás uno que olvidé. Con detalles excepcionalmente nítidos, la conversaciòn, con dos personas, en lenguaje elevado, fluyó de manera que bien puedo reproducirla ahora palabra por palabra. Tomo algunas notas. Pero despierto, no logró identificar las dos personas que me acompañaban. Mi pensamiento vuela a ti, a un te amo que se dejó caer inopinado y silencioso en la baja noche hace tan solo algunas horas. El tiempo que se recuerda es siempre el de hace algunas horas. Escribo para tí. Hay ya algún movimiento en casa. Empiezan a abrirse puertas y a encenderse luces. Se oye correr el agua. No sé a qué horas empezará tu día y si cabré en él; el mío que terminó anoche lo hizo contenido de pasar por una tienda de barrio a surtirme de cervezas y miradas. Tuve que atarme para no ir por ellas. El día será abierto. Quiero quedarme con esta luz en los ojos, con esas voces en los oídos, con esos labios en la boca. Cierro los ojos para compensar, un poco, la luz del amanecer que ya se arroja incontenible.

©




No hay comentarios.: