Epicuro

"Haec, inquit, ego non multis, sed tibi; satis enim magnum alter alteri theatrum sumus."

Epicuro




enero 27, 2017

Carlos Alberto






Luis Fernando Gutiérrez-Cardona



Carlos vivió intensamente y la frase que se me ocurre para definir esa vida es: vivió pronto.

Pronto se largó de la casa como se decía en esos tiempos y se enfrentó por sí mismo a la vida. Se casó pronto y nos aportó a Toñita que nos adoptó a todos. Pronto tuvo sus hijas. Trabajó intensamente. Se retiró pronto. Asumió nuevos retos y los disfrutó. Hizo de sus nietos sus amigos, y se esforzó no poco en ello. Pronto se puso en el camino de trascender y lo hizo en el momento y la forma que no por dolorosa es menos digna de tener en cuenta: pronto.

Su papel de hermano mayor lo ejerció a la perfección. Atento, creaba eventos, los planeaba, los ejecutaba. Hacía, con gentileza y paciencia que todo girara a su alrededor. Influyó personalmente en todos. De su casa hizo, con los suyos, la casa de los Putierrillos que llamara así en una de esas canciones traviesas a que era afecto y cuya habilidad de componer transmitió a otros. Su acordeón, o sus discos o sus artilugios electrónicos nunca faltaban; gozó de lo que veía surgir de la que no dudaba era su tribu amada; se ponía inusitados e ingeniosos gorros que despertaran el chiste cruel y el comentario y que iban del florero convertido en casco del centurión Higueronio a cualquier idea loca que pasaba por su mente. O bien podía entrar vestido de papa repartiendo bendiciones.

"Bolitas" vivirá por siempre pues no hay manera -ni ganas- de olvidarlo. “Gracias Bolitas” teníamos que decirle a cada instante. Gracias hoy también, Bolitas.

Con el poeta repetiré, pues a Carlos aplica mejor que nadie: "Morir es retirarse, hacerse a un lado, ocultarse un momento, estarse quieto, pasar el aire de una orilla a nada y estar en todas partes en secreto."

Aunque si la lloramos, no lloramos tu muerte pues celebramos tu vida.


§

No hay comentarios.: